Área Metropolitana — 04.04.2017 —

Reabre sus puertas el Liceo Municipal de Santa Fe

Será inaugurado este viernes. Funcionará en el recuperado edificio del Molino Marconetti, en el Dique II del puerto.

Por: SantoToméAlDía / Fuente: Municipalidad de Santa Fe

En el marco de las políticas de recuperación de los espacios públicos que puso en marcha el Gobierno de la Ciudad, se concretó la puesta en valor y refuncionalización del Molino Marconetti. El proyecto comenzó a concretarse en 2014 y hoy la recuperación del emblemático edificio ubicado en el Dique II del Puerto de Santa Fe llegó a su fin y albergará cuatro de las escuelas que tiene el Liceo Municipal Antonio Fuentes de Arco y dará vida, además, al futuro Centro Metropolitano de Arte.

Este viernes 7, será un día especial porque las puertas del Marconetti, que se construyó en 1921 y tuvo su función de molino harinero, volverán a abrir, pero esta vez con otra función. Además el contexto es diferente, porque está emplazado en un sector de la ciudad que también está siendo recuperado. A las 19.30 el intendente José Corral encabezará el acto en el que dejará inauguradas las obras que demandaron una inversión de $ 51.974.339 aportados por el Municipio a través del Fondo de Asistencia Educativa (FAE).

El rescate edilicio incluyó, a grandes rasgos, la recuperación de la caja muraria, el reemplazo de cubierta, la restauración de las aberturas, cerramientos exteriores, y estructura metálica de columnas, vigas y cabriadas originales. En el sector de los silos, además del entrepisado, se proyectó la horadación de las paredes exteriores por medio de cribados de mampuestos, para generar las aperturas de ventilación, iluminación, y visuales, manteniendo desde el exterior la textura y pureza de los volúmenes cilíndricos que conforman los mismos.

En la ocasión, además, el mandatario local dejará inaugurado el ciclo lectivo 2017 de las carreras del Liceo Municipal Antonio Fuentes de Arco que se dictarán en el edificio recuperado. Unos 2000 alumnos cursarán las materias correspondientes a las cuatro expresiones artísticas que allí funcionarán.

Mejorar el entorno

Además de las obras de recuperación del edificio, se llevaron a cabo trabajos que apuntan a la recalificación del entorno circundante al emblemático inmueble. Básicamente, las tareas contemplaron la demolición total de edificaciones aledañas, que comprende unos 654 m2 de superficie cubierta, y la construcción de una plaza de acceso en el sector norte del edificio, que abarca un área de unos 1.050 m2; entre las principales intervenciones.

La intención fue jerarquizar el entorno y mejorar de esta manera el ingreso al edificio. A esto se le debe sumar que se lleva a cabo un proyecto en todo ese sector y contempla la accesibilidad pública, las sendas peatonales, las bicisendas, el ingreso del transporte público, entre otras. La iniciativa se presentó ante el directorio del Ente Portuario y se elaboraron contratos con los emprendedores para que realicen obras en virtud de esta intervención integral.

En este sentido, se está realizando el acceso por calle Primero de Enero, las veredas a ambos lados, la ciclovía y las veredas que permiten la circulación por detrás de las concesiones, es decir el borde oeste. En el proyecto también están contemplados los lugares para el estacionamiento público y se van a generar 300 dársenas más. Vale destacar que se están terminando las tareas sobre calle Primero de Enero, que incluye lo detallado anteriormente y también los desagües pluviales, la iluminación LED, la red de cloacas, y de agua corriente, los cordones, y se colocará el pavimento articulado, y en un sector se pondrá hormigón para el ingreso del transporte público.

La distribución

Como parte de la refuncionalización de la estructura del antiguo Molino, se generaron una sucesión de distintos espacios flexibles que se superponen y avanzan sobre el espacio de la nave central, teniendo en cuenta el requerimiento de superficie de cada área, generando bandejas con dobles, triples y cuádruples alturas que potencian la espacialidad existente. El criterio de la intervención apuntó a la localización de una escuela por cada piso, considerando el área necesaria para el desarrollo de sus clases y la edad del alumnado. Todos los niveles están estructurados a partir de la circulación vertical, escaleras y ascensores que conforman un hall por cada piso.

Así planteando, alojará en la planta baja y primer piso la Escuela de Estética Infantil (E.D.E.I.); en el segundo la Escuela de Música; y en el que sigue la Escuela de Artes Visuales. Ya en el cuarto piso, que ocupa el desarrollo completo de planta, se ubicará la Escuela de Danzas; y en el último nivel, sobre el sector de silos, se ubicará una biblioteca y mediateca de uso común, con una expansión sobre una terraza mirador. En tanto que el sector de los silos estará destinado para clases teóricas.

Además, se alojarán algunas funciones comunes del futuro Centro Metropolitano de Arte, como ser el espacio de la nave central como área de exposiciones y espectáculos, el área de gobierno del Centro, una sala experimental, y una cantina. En total, y en su estado final de desarrollo, el edificio del Molino Marconetti acumulará una superficie de 4.700 m2.

El proceso

Este proyecto se puso en marcha cuando en marzo de 2014, el intendente José Corral visitó el Ente Administrador del Puerto ubicado en el Dique I del Puerto para presentar ante el Directorio el proyecto del Gobierno de la Ciudad de construir un Centro Metropolitano de Arte en la zona donde se encuentra el antiguo edificio del Molino Marconetti.

Tres meses más tarde se conocieron las ofertas para la recuperación del Molino Marconetti, que en el futuro integrará el Centro Metropolitano de Arte, y que ocupará un predio de 2 hectáreas ubicado en el Dique II del Puerto de Santa Fe. Este proyecto consistía en la creación de un verdadero polo artístico y cultural de gran escala.

Se presentaron cuatro ofertas para ejecutar esta primera etapa cuyas tareas consistirían en restaurar el antiguo edificio para que albergue, en sus cinco niveles, las escuelas del Liceo Municipal Antonio Fuentes del Arco con sus respectivas escuelas, a excepción de la de Idiomas -que seguirá funcionando en el ala Este de la Estación Belgrano. Hace un poco más de un año, se licitó la segunda etapa para así concretar el proyecto definitivo.

En total fueron siete las empresas interesadas en cumplir con este objetivo. Y en febrero del 2017 se abrieron los sobres de la licitación pública, en este caso la tercera y última, para mejorar el entorno y el acceso a este edificio. En total la inversión fue de $ 51.974.339 incluidas las tres etapas (obras en el edificio y el entorno) y además se adquirieron los montacargas y ascensores.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

DESTACADAS