Santo Tomé — 15.01.2020 —

El ENRESS emitió un comunicado sobre la situación del servicio de agua en barrio Loyola

Menciona que las muestras extraídas en diciembre detectaron anomalías físico-químicas y comprobaron que la desinfección del agua no es segura. Luego enumera las acciones llevadas adelante por el Municipio, pero no indica que se hayan realizado nuevos análisis.

Por: santotoméaldía /

El Ente Regulador de Servicios Sanitarios (ENRESS), emitió este miércoles un comunicado vinculado a “los inconvenientes que se están produciendo en el barrio Loyola en relación al suministro del servicio de agua potable”, según expresa el propio organismo.

El escrito hace un repaso, desde los análisis efectuados en el mes de diciembre hasta las acciones llevadas a cabo por la Municipalidad de Santo Tomé para mejorar la calidad del agua. Sin embargo, no hace referencia a que se hayan concretado nuevas muestras, ni menciona en qué momento se realizarán.

“Anomalías físico-químicas”

En primer lugar, el comunicado del ENRESS recuerda que , el 20 de diciembre de 2019, personal de la Gerencia de Control de calidad realizó “una nueva fiscalización al servicio de agua”.

“En las muestras extraídas en pozo (que va al tanque), bajada de tanque y red se verificaron las anomalías físico-químicas (Color, Turbiedad, Amoníaco, Hierro y Manganeso). También se detectó que la desinfección del agua no es segura, ya que en la bajada de tanque se encuentran altas concentraciones de cloro libre residual, mientras que en distintos puntos de la red hay ausencia de cloro”, señala el comunicado.

A continuación, indica: “Por lo ante dicho y de acuerdo con la normativa vigente (Resolución ENRESS N° 465), se intimó a la Municipalidad de Santo Tomé a realizar en forma inmediata las acciones correctivas necesarias a fin de asegurar la calidad del agua suministrada y mientras esto se lleve a cabo, suministrar el servicio alternativo de 5 litros por habitante por día de agua que cumpla la normativa de calidad para bebida y cocción de alimentos”.  

“Además, se le solicitó que informe al ENRESS sobre las medidas llevadas a cabo en el término de quince (15) días”, aclara.

Luego, el comunicado hace referencia la respuesta de “la Prestadora” (en referencia a la Municipalidad de Santo Tomé),a la intimación cursada por la Gerencia de Control de Calidad. En ese sentido, menciona que entre las acciones llevadas a cabo, se destacan: un chequeo comparativo de los análisis, se intensificó la cloración en la perforación, se efectuó una cloración en el pozo de bombeo; el 26 de diciembre se cambió la bomba de 20 hp. en la perforación N.º 2, el 30 de diciembre se realizó la limpieza completa de la red utilizando para ello 3 columnas hidrantes; el 2 de enero se ejecutó la limpieza del tanque y nuevamente la limpieza en la perforación utilizando para este caso quita sarro con posterior cloración; y el 9 de enero se realizó nuevamente limpieza de red.

Además, informa que “a efectos de atender la emergencia, la Municipalidad dio cumplimiento a lo requerido por el ENRESS mediante la disposición de cubas de agua proveniente del Acueducto Desvío Arijón, que es operado por Aguas Santafesinas SA”.

La incorporación al Acueducto

En los párrafos siguientes del comunicado el ENRESS menciona: “Queda claro que la solución definitiva para los vecinos del Barrio Loyola es la incorporación de dicho barrio al sistema de agua potable proveniente del Acueducto de Desvío Arijón, eliminando los actuales pozos de captación de agua subterránea”.

“Mientras tanto y hasta que se alcance dicha solución el ENRESS continuará llevando a cabo los controles físico-químicos y bacteriológicos que se realizan periódicamente, tanto en el agua de la red como así también en el servicio complementario (cubas)”, agrega a continuación.

El propio Ente Regulador de Servicios Sanitarios recuerda que “con la conexión al Acueducto inaugurada en febrero de 2018, Santo Tomé comenzó a reemplazar progresivamente el agua de perforación que históricamente se consumía en la ciudad por un agua de calidad óptima, de origen superficial, extraída desde la toma construida sobre el río Coronda”.

“En sucesivas etapas, el servicio provisto por el Acueducto se habilitó para distintos sectores de la ciudad, llegando cubrir aproximadamente al 76% del total de conexiones domiciliarias", menciona a continuación.

“Al día de hoy, todavía faltan ser conectados los tanques de distribución del complejo Loyola y de los barrios Villa Libertad y Adelina Este. Por ello, el Municipio viene gestionando ante el Estado Provincial el financiamiento necesario para concretar las obras correspondientes”, finaliza.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

DESTACADAS