Deportes — 16.03.2020 —

Domínguez despertó a Colón, que consiguió tres puntos vitales

En el comienzo de la Copa de la Superliga, el sabalero le ganó 3 a 1 a Central en Rosario. Así terminó con todas las rachas negativas y se alejó un poco de la zona roja del descenso.

Por: santotoméaldía /

Por Guillermo Schmidt

Algunas en el fútbol las cosas difíciles de explicar, pero en otras es más sencillo. Colón salió a esperar a Rosario Central en el Gigante de Arroyito, como lo hubiese hecho el equipo de Osella; pero fue el Colón de Eduardo Domínguez. Y terminó siendo una noche redonda.

Sin exagerar en elogios -muchas veces la puntería de los futbolistas es determinante- el planteo del nuevo DT mostró algunos matices que lo diferenciaron de su antecesor; principalmente en las responsabilidades tácticas individuales de algunos jugadores, pero también en el “dibujo” que mostró el equipo  en el campo de juego.

Así, el Colón de Domínguez mostraba otra presencia en la cancha, independientemente de la estrategia de otorgarle el control de la pelota a su rival y esperar para salir rápido.

Rosario Central, que nunca pudo resolver el cerrojo defensivo, se desprotegió demasiado en el fondo, principalmente después del 1 a 0. La apertura del marcador llegó a los 18 minutos, cuando Fritzler bajó un centro de Chancalay desde el córner izquierdo y Rafael Delgado empujó la pelota, de cabeza, casi en la línea del arco.

Todo se facilitó para Colón, que tres minutos más tarde consiguió el 2 a 0. Vigo salió raído con pelota dominada y habilitó a Wilson Morelo, quien corrió de cara a la salida del arquero Ledesma, lo eludió y marcó el tanto.

El resultado era exagerado, sin dudas; Colón era efectividad pura. Pero aún faltaba más: Colón tuvo otra contra, con tres jugadores propios contra solo un defensor. Morelo habilitó a Chancalay, que empujó al gol para el 3 a 0. Apenas iban 30 minutos de la primera parte, que terminó con ese resultado.

Central encontró el descuento apenas comenzado el segundo tiempo, tras un centro rasante desde la izquierda que sobró a Burián y, tras un rebote, terminó en gol de Marco Rúben. Con el 1 a 3 a los 2 minutos del complemento, el equipo de Diego Cocca encontró la inyección anímica que necesitaba para ir por más.

Los siguientes diez minutos fueron los más flojos de Colón, ya que algunas distracciones defensivas pudieron costarle otro descuento. Pero eso no ocurrió y el equipo poco a poco comenzó a acomodarse.

El ingreso de Viatri por Morelo le dio aire al equipo para aguantar la pelota lejos de su arco. También ingresó bien Gabriel Esparza, por Chancalay. El equipo de Domínguez decidió no aguantar el resultado tan cerca de su arco y eso fue un verdadero acierto. Central prácticamente no volvió a preocupar a la defensa rojinegra y los minutos transcurrieron hasta finalizar el partido.

La victoria de Colón no solo es la primera del año; el equipo cortó una racha de 10 partidos consecutivos sin triunfos y de 24 presentaciones sin festejar como visitante (casi dos años) en torneos locales.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

#destacadas