Deportes — 09.03.2019 —

A Colón se le escapó en el final

Igualó 1 a 1 con el puntero, Racing, en Santa Fe. Este domingo comienza a trabajar Pablo Lavallén, el nuevo entrenador.

Por: santotoméaldía / Fuente: LT10

Colón no pudo sostener la ventaja a favor y rescató un empate frente al puntero Racing, al igualar 1 a 1 en el Brigadier López, en un partido correspondiente a la 22ª fecha de la Superliga. 

La actitud de Colón en el primer tiempo fue diametralmemte opuesta a la que tuvo ante Talleres. En seis días se observó un equipo absolutamente diferente, muy intenso, concentrado, compacto en la zona media que nunca dejó jugar a Racing y terminó justificando el resultado parcial.

El Sabalero fue superior de principio a fin, producto de la actitud con la que salió a afrontar el partido. Supo como jugar el encuentro, ya que si no mostraba esa intensidad la iba a pasar mal.

Incluso el equipo local fue perjudicado por Baliño, ya que ignoró un codazo de Neri Cardozo y le mostró la amarilla cuando debió expulsarlo y luego no le dio un penal a Morelo. Sin embargo, el colombiano tendría revancha cuando Mena se lo llevó puesto dentro del área y el árbitro decretó penal

El delantero asumió la responsabilidad con un remate fuerte y preciso para establecer el 1 a 0 absolutamente merecido. Pese a la ventaja en el marcador, Colón no retrocedió y siguió presionando a un Racing confundido que nunca encontró respuestas.

Los mejores primeros 45 minutos de Colón en este 2019 y ante un rival calificado.

El empate terminó resultando una injusticia por el esfuerzo de Colón pero además por el arbitraje vergonzoso de Baliño, quien no expulsó a Cardozo y López e ignoró un penal para Colón.

Además de cobrar todas las divididas para Racing enardeciendo a los hinchas y a los propios futbolistas rojinegros. Como era lógico de suponer, Colón se retrasó en el segundo tiempo, mejoró el visitante y lo fue empujando contra su arco aunque sin claridad.

El Sabalero falló en la contra que sino otro hubiese sido el resultado ya que no sufrió en defensa y controló muy bien al líder de la Superliga.

Obviamente que queda el sabor amargo por el triunfo que se escapó en el final, pero más allá de eso se rescata la actitud y la mentalidad con la que Colón jugó el partido. En ningún momento fue menos que Racing que es el puntero del campeonato e incluso en el primer tiempo fue muy superior.

Ese gol de Cvitanich en el final con cierta fortuna lo privó de un triunfo pero igual el equipo se fue aplaudido ya que mostró una cara muy mejorada respecto a lo que venía realizando.

Un punto que sirve desde lo anímico para cortar dos derrotas consecutivas pero que además lo debe haber dejado conforme a Lavallén que el lunes asumirá. En un momento complicado, Colón sacó a relucir el carácter y la personalidad y estuvo muy cerca de ganarle a Racing que llegaba como el gran candidato.

Esta vez la mala suerte y fundamentalmente el pésimo arbitraje de Baliño lo privaron de un triunfo por el cual había hecho los méritos suficientes.

 

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

DESTACADAS