Deportes — 22.01.2018 —

Argentina, en la cuenta regresiva para definir su delegación en PyeongChang 2018

El equipo nacional tiene por ahora cuatro plazas aseguradas para los Juegos Olímpicos de Invierno, pero una sola atleta confirmada: la esquiadora Cecilia Domínguez.

Fuente: Clarín.com

PyeongChang le abrirá las puertas al mundo en febrero, para recibir la 23ª edición de los Juegos Olímpicos de Invierno. Siete deportes, 15 disciplinas y 102 pruebas reunirán a cerca de tres mil atletas de más de 90 países y revolucionarán la vida de esa ciudad surcoreana, ubicada a 126 kilómetros al este de Seúl, y de la subsede Gangneung.

Si bien la ceremonia inaugural será el viernes 9, las competencias comenzarán un día antes y todo concluirá el domingo 15. Y Argentina volverá a decir presente con una delegación pequeña, que hasta ahora tiene cuatro plazas aseguradas, pero sólo un nombre confirmado. Y son días clave para que la esperanza de sumar algunos lugares más se transforme en realidad tras el cierre del período de clasificación, que culmina este lunes 22.

El deporte que más atletas ha aportado a los equipos nacionales en la historia olímpica es el esquí, con 93 representantes: 76 en la especialidad alpina y 17 en la de fondo. La cita surcoreana confirmará esa estadística. Es que los cuatro boletos que ya tiene asegurados Argentina son justamente para las pruebas de esquí. Son "cupos país", uno femenino y uno masculino para cada una de las dos disciplinas. Sólo uno ya tiene dueña: María Cecilia Domínguez.

La barilochense de 31 años, quien habitualmente compite en biatlón, tendrá su debut olímpico en PyeongChang porque consiguió la marca B para esquí de fondo. Es la única argentina que cumple con los criterios de clasificación del Comité Olímpico Internacional (COI) y de la Federación Argentina de Ski y Andinismo (FASA).

Para ocupar el cupo masculino, hay tres grandes candidatos: Matías Zuloaga, Carlos Lannes y Marco Dal Farra, todos con marcas B. Habrá que esperar hasta fines de mes para conocer quién viajará a Corea del Sur.

En el caso del esquí alpino, la FASA tiene 13 atletas con marca A y 27 con marca B. Por eso hay ilusión de sumar dos plazas más al par que ya tiene garantizado cuando se publique la próxima semana el ranking olímpico de la Federación Internacional (FIS), que determinará los clasificados.

Martín Begino, secretario técnico de la FASA, le contó a Claríncuál es el panorama. "Tenemos muchos atletas con marca A, pero no están en los primeros 30 lugares de la lista como para asegurarse de entrada un cupo. Igual, como cada país puede ir con hasta 14 atletas en total por género y no más de 22 por disciplina, hay muchos que no podrán llevar a todos los que tienen clasificados por ranking. Así se irán liberando cupos y nosotros tendríamos posibilidades de sumar alguno más. Tenemos la esperanza de llevar al menos dos mujeres y dos varones en esquí alpino", contó quien será el jefe de equipo para esa disciplina en PyeongChang.

Salomé Báncora, Nicol Gastaldi, Francesca Baruzzi Farriol y Macarena Simari Birkner son las que están mejor perfiladas para cubrir el cupo femenino; mientras que Tomás Birkner y Sebastiano Gastaldi son los nombres con más peso para el masculino.

Al clasificarse con marca A, ellos podrían participar en todas las pruebas: slalom, slalom gigante, súper slalom, combinada y descenso. Aunque quedará a criterio del cuerpo técnico y de los atletas decidir en cuál competirá cada uno.

También en snowboard y free style hay argentinos con chances de conseguir la clasificación. En estas dos disciplinas no hay "cupo país" y se clasifica directamente por el ranking que se publicará este lunes. Steven Williams, con posibilidades en snowboard cross, y Matías Schmidtt, en free style, estuvieron compitiendo en el Viejo Continente hasta la semana pasada, buscando sumar puntos para acercarse al sueño olímpico. Ahora deberán esperar que se publiquen los rankings finales para saber si podrán llevar su talento a PyeongChang.

Simon White, de la especialidad boarder cross, y Federico Chiaradío, de free style, también participaron de la gira del equipo argentino por el Hemisferio Norte y se quedaron sin posibilidades de acceder a una plaza.

El luge, una de las tres especialidades de trineos, arrancó el ciclo olímpico con expectativas de clasificar a dos atletas, pero ninguno logró terminar lo suficientemente arriba en el ranking para asegurar una plaza.

Tras el cierre del circuito de clasificación -cinco Copas del Mundo, tres en Europa y dos en América, que se llevaron a cabo entre noviembre y diciembre-, Verónica Ravenna, que está por cumplir 20 años y fue séptima en los Juegos Olímpicos de Invierno de la Juventud de Lillehammer 2016, quedó 39ª en la lista femenina, que entregó 30 pasajes. Y Lucas Populin, de 40 años, terminó 53° en la masculina, que repartió 40.

Ahora están a la espera de que la Federación Internacional de este deporte reasigne las plazas que podrían liberar algunos países, para lo que la fecha límite es este martes 23.

"Las potencias suelen liberar cupos y eso beneficia a Argentina. Verónica está 39ª en el ranking, pero 35ª en la lista de espera, porque hay delante de ella algunas atletas de países que ya tienen clasificados. Y por reglamento se prioriza en estos casos a los que aún no consiguieron boletos. Esperamos que se abran los cinco cupos y ella pueda viajar. Lo de Lucas es más difícil que se dé", le explicó a este diario Christian Atance, representante en el COA de las tres especialidades de trineo y jefe de las delegaciones olímpicas argentinas en los Juegos de Torino 2006 y Vancouver 2010.

En bobsleigh y el skeleton, las otras disciplinas de trineo, Argentina no tuvo chances de pelear por la clasificación. Tampoco los seleccionados de hockey sobre hielo, lejos del nivel necesario para luchar con los equipos profesionales de las potencias. Ni el curling, un deporte que en el país no tiene una organización asociada al COA ni a la Federación Mundial.

El patinaje de velocidad tuvo una deportista, Victoria Rodríguez, con posibilidades de clasificarse, pero en su última carrera sufrió una caída que le puso fin a su sueño olímpico. Quedó quinta en la lista de espera, pero con muy pocas chances de conseguir una plaza.

En tanto, en la Federación Argentina de Patinaje sobre Hielo, sin atletas de nivel para pelear por un lugar en PyeongChang en patinaje artístico, eligieron apuntar a los próximos Juegos. Con ese objetivo, el barilochense Mauro Calcagno, de 17 años y 16° en Lillehammer 2016, se instalará desde este año en Canadá para entrenarse y ganar experiencia, pensando en Beijing 2022.

Con cuatro cupos confirmados y la ilusión de sumar algunos más, Argentina ya comenzó la cuenta regresiva final hacia los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

DESTACADAS