Santo Tomé — 08.04.2021 —

Prisión preventiva para el joven que golpeaba a los hijos de su pareja

El juez aceptó la medida solicitada por la fiscal Ferraro en la audiencia celebrada este jueves. Allí se conocieron siniestros detalles del maltrato que sufrían una niña y su hermanito por parte de su padrastro.

Por: santotoméaldía /

Jonathan Zacarías, el joven de 18 años acusado de golpear salvajemente a los hijos de su pareja, quedará en prisión preventiva. Así lo determinó este jueves el juez Octavio Silva, al aceptar la medida cautelar solicitada por la fiscal Cristina Ferraro en la audiencia celebrada en horas del mediodía en los tribunales de la capital provincial.

El sujeto está imputado por tentativa de homicidio calificado, agravada por actuar con alevosía en contra de una nena de dos años y su hermanito de cuatro. De hecho, ambos están internados en el Hospital de Niños “Dr. Orlando Alassia”, donde la menor se encuentra peleando por su vida desde el sábado, cuando sufrió una brutal golpiza por parte de su padrastro.

En la audiencia de este jueves, la funcionaria del MPA expuso macabros detalles de las agresiones que este hombre les propinaba asiduamente. Por ello, el juez aceptó la medida solicitada en detrimento de las alternativas propuestas por el defensor público Sebastián Amadeo, que intentó poner en duda la atribución de la Fiscalía.

En la sala 1 ubicada en el subsuelo del palacio de Tribunales, la fiscal Ferraro describió un verdadero infierno que padecieron ambos menores por 20 días. Al menos durante ese período se reiteraron las feroces golpizas de Zacarías, las cuales tuvieron como último episodio el de este sábado que terminó con ambas víctimas hospitalizadas. “Les pegaba a los chicos porque decía que lloraban mucho”, graficó.

Respecto a los sucesos últimos, indicó que todo comenzó alrededor de las 18 horas, cuando la mamá de los niños -una mujer de 23 años oriunda de El Trébol- escuchó fuertes golpes y el llanto de su hija. Seguidamente, vio al imputado salir de una habitación con la niña en brazos, desvanecida. Ferraro expuso que la mujer salió en busca de un remís para llevar a la niña al SAMCo pese a que el hombre intentó impedírselo. En ese sentido, relató que el sujeto la amenazó con “matar a su hijo” si le contaba lo ocurrido a la policía.

En cuanto al niño, también había recibido golpes por parte del acusado, por eso en el nosocomio capitalino constataron que presentaba heridas diversas. Ferraro relató que Zacarías golpeaba a ambos menores con los puños y hasta con palos.

Para la fiscal, el ataque perpetrado por el acusado debe ser considerado como una tentativa de homicidio calificada por alevosía: Zacarías se aprovechó de la vulnerabilidad de los pequeños para agredirlos físicamente, y además generó un contexto de violencia de género propicio para que nadie pueda defenderlos. Quitó a la mamá de su lugar de origen, la separó de su familia y la trasladó a una ciudad donde no conocía a nadie ni contaba con recursos para pedir ayuda. Además, la amenazaba con matarla a ella y a sus hijos y no la dejaba salir de la casa.

Vale señalar que la pareja se conoció a través de Facebook y tras convivir un breve tiempo en El Trébol, Zacarías propuso mudarse a nuestra ciudad donde -según argumentó- tendría mayores posibilidades de conseguir trabajo. En nuestra ciudad se radicaron en una casa del barrio Adelina Este, donde también vive la mamá de él y un hermanito suyo de 10 años.

La niña de dos años se encuentra en terapia intensiva con asistencia respiratoria, coma inducido y pronóstico reservado. Su vida corre riesgo. Se detectaron múltiples golpes y contusiones en todo el cuerpo, siendo el más grave un traumatismo de cráneo severo. En cuanto al niño de cuatro años, los médicos detectaron varias heridas de larga data y más recientes, siendo visible un hematoma en el ojo y en la zona de la oreja. Su vida se encuentra fuera de peligro. Todo esto fue expuesto por la fiscal Ferraro este mediodía ante el juez.

Al momento de resolver, el juez Silva dio por acreditada la posible autoría del imputado en los hechos, así como también la calificación legal de la tentativa de homicidio, la alevosía y el contexto de violencia de género. El magistrado entendió que la mamá de los niños y los niños se encuentran en una situación de vulnerabilidad, atemorizados ante las amenazas del imputado que logró obrar con violencia de manera impune durante dos semanas, donde los golpes eran casi a diario. Además, Zacarías ya intentó evadirse del proceso: primero se fue de la casa, y cuando los vecinos alertaron a la policía que había vuelto, lo fueron a detener y lo encontraron escondido debajo de la cama

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios