Mundo — 04.12.2019 —

Un japonés de 71 años fue detenido por llamar 24.000 veces a su compañía de teléfono

El hombre se encontraba insatisfecho con la calidad del servicio brindado por la empresa KDDI.

Akitoshi Okamoto es un jubilado japonés de 71 años que fue arrestado por haber realizado alrededor de 24.000 llamadas en ocho días a su compañía telefónica para quejarse de la mala calidad del servicio.

Según la empresa, la gigante KDDI de las telecomunicaciones, durante los dos últimos años recibieron una media de 33 llamadas al día por parte del hombre. Además, según medios locales, el jubilado habría llamado cientos de veces desde un teléfono público para dejar claro su descontento e insultar al personal de servicio al cliente.

Finalmente el jubilado fue detenido por la policía de Tokio la semana pasada, luego de que la empresa presentara cargos en su contra por haber hecho “una obstrucción fraudulenta del negocio”. Esta carátula se le abre a una persona cuando de alguna forma altera o impide el funcionamiento habitual de una compañía.

Un vocero de la policía de Tokio señaló que el hombre exigía que el personal de la empresa le pidiera disculpas por violar su contrato. Además, según señala la BBC, Okamoto aseguró ser la víctima de la situación y no el causante de un delito.

El caso de Akitoshi Okamoto es un ejemplo de un problema social que empeorará en Japón en los próximos años a causa de una población cada vez más envejecida. Se estima que las compañías tendrán que dedicar cada vez más tiempo a educar en materia tecnológica a las personas mayores.

Fuente: Todo Noticias

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

DESTACADAS