Final Copa Sudamericana — 09.11.2019 —

Independiente del Valle le dio un golpe al sueño de Colón

Los ecuatorianos ganaron 3 a 1 y levantaron la Copa Sudamericana. Luis León y Jhon Sánchez marcaron los goles de la diferencia en el primer tiempo. En el final descontó Olivera, pero Dájome liquidó la historia.

Por: santotoméaldía /

Por Guillermo Schmidt, desde Asunción.

La impresionante movilización de la hinchada de Colón a Asunción no tuvo el final que merecía. Independiente del Valle se impuso 2 a 0 en la final y se quedó con la Copa Sudamericana, en lo que representa el primer título para el equipo ecuatoriano.

Fueron casi 40 mil los sabaleros que llegaron a la capital paraguaya para alentar a su equipo, pero la primera estrella deberá esperar. El equipo de Miguel Ramírez marcó una diferencia importante en el marcador en el primer tiempo y los de Lavallén, aunque buscaron todo el tiempo, no pudieron remontarla.

Media hora bajo un diluvio

En el comienzo del partido salieron a estudiarse y ninguno arriesgó demasiado. Así transcurrieron los primeros 10 minutos. Colón insinuó algo más de profundidad con una buena jugada de Estigarribia por el sector izquierdo, pero fue solo eso.

Ya con la lluvia como compañía, el juego comenzó a tener mayor intensidad, siempre con mucha paridad en el desarrollo y sin jugadas de peligro en las áreas. A los 20 minutos de la primera etapa la cantidad de agua acumulada era demasiada y la suspensión se hacía inevitable.

En ese contexto, a los 25 minutos, llegó el primer golpe. Un centro frontal, por un tiro libre, cayó al área de Colón y Luis Fernando León se elevó solo, ante la mirada de todos, para impactar la pelota de cabeza y marcar el 1 a 0 para los ecuatorianos. La lluvia y el estado del campo de juego indudablemente le jugaron una mala pasada al arquero de Colón, ya que la pelota pasó entre sus piernas.

El campo de juego estaba inundado y ya no se podía jugar. El árbitro Rafael Claus decidió continuar, pero solo pudo hacerlo cinco minutos más, hasta que llamó a los futbolistas y les indicó el camino hacia el vestuario.

Colón tuvo el empate, pero de contra golpeó IDV

En la reanudación del partido los salieron a jugar con mucha intensidad. Independiente del Valle intentó siempre salir rápido cuando Colón se adelantaba en la cancha. Porque fue el sabalero quien se adueñó del trámite en ese tramo final del primer tiempo.

A los 36 minutos, estuvo muy cerca del empate. Estigarribia metió un pase largo que recepcionó Morelo muy cerca del área; el colombiano descargó con Bernardi, recibió la devolución y sacó un potente zurdazo que despejó el arquero Pinos.

Sin embargo, unos minutos después, cuando faltaban cuatro minutos para que se terminara el primer tiempo, los ecuatorianos golpearon de nuevo. De contra, con Colón adelantado, Jhon Jairo Sánchez recibió en la mitad de la cancha, por izquierda, y nadie lo detuvo; se metió en el área y su remate –que quizá intentó ser un pase al medio- terminó en el fondo del arco tras desviarse en Burián, de floja respuesta.

De allí al final del primer tiempo solo hubo tiempo para un tiro libre del Pulga Rodríguez que pasó a centímetros del palo izquierdo de Pinos, en lo que pudo ser el 1-2

No pudo remontarlo

Colón jugó el segundo tiempo a matar o morir. Intentó mantener el orden, pero asumió riesgos. Así, a los 5 minutos de juego tuvo la posibilidad de empatar tras un penal que le cometieron a Morelo en el área. Pero Jorge Pinos adivinó el remate del Pulga Rodríguez y atajó el remate. Fue otro golpe para el sabalero.

Al equipo de Lavallén le costó generar peligro otra vez, a excepción de una gran jugada individual de Wilson Morelo por izquierda, aunque el colombiano no pudo rematar al arco tras eludir a varios rivales. De contra, el conjunto Ecuatoriano insinuaba estar cerca de ampliar el marcador.

El DT rojinegro mandó a la cancha a Esparza y al “Sicario” Ortega, en reemplazo de Vigo y Escobar. Además, Chancalay ingresó por Bernardi. Pero los minutos pasaban y el equipo, aunque intentaba, no podía doblegar a Independiente del Valle.

La etapa final se consumía, pero Colón no dejaba de intentar. Así, luego de un córner desde la izquierda la pelota quedó flotando en el área chica y Emanuel Olivera la empujó para el 1-2. El gol levantó a la multitud y el estadio pareció temblar. Solo quedaban los seis minutos que Claus agregó por las reiteradas demoras que hubo.

En el tiempo de descuento, con Colón jugado por el empate, Independiente logró la estocada final cuando Cristian Dájome remató al arco vacío, tras recibir de un compañero. Luego llegó el final y el festejo para el equipo de camiseta rosada.

No pudo ser para Colón y parece un final injusto, porque la extraordinaria movilización de la hinchada sabalera merecía coronarse con un festejo. Pero el fútbol es así, los hinchas no juegan ni influyen en los resultados; y por eso el festejo en La Nueva Olla fue para los casi quinientos ecuatorianos que llegaron desde Quito.

La caravana de regreso será larga y triste. Mojados, los miles y miles de sabaleros que coparon Asunción, volverán masticando la bronca por el sueño que no pudo ser realidad.

Las crónicas de este 9 de noviembre dirán que Colón dejó pasar una oportunidad única para gritar campeón por primera vez. Pero, además, este día quedará marcado por una de las movilizaciones populares más grandes del fútbol mundial, aunque eso no figure en ningún palmarés.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

DESTACADAS