Mundo — 04.09.2019 —

Una ola de ataques xenófobos contra comercios extranjeros sacude a Sudáfrica

Los actos de violencia e incendios provocan un incidente diplomático con Nigeria.

Por: santotoméaldía / Fuente: Clarín

El humo de la xenofobia ennegrece de nuevo el cielo de Sudáfrica. Casi un centenar de personas fueron detenidas en Johannesburgo y otras ciudades sudafricanas entre el lunes y el martes después de una ola de ataques contra pequeños negocios regentados por extranjeros en Johannesburgo, mayoritariamente nigerianos y somalíes. Varios vehículos y al menos 50 tiendas de comestibles o aparatos electrónicos de barrios humildes fueron incendiados o saqueados por una turba de manifestantes sudafricanos que culpa a los extranjeros de la criminalidad y de quedarse con los empleos.

La policía utilizó gases lacrimógenos y bolas de goma en un intento de contener los disturbios, que han provocado además un conflicto diplomático entre Nigeria y Sudáfrica un día antes del inicio del Foro Económico Mundial en Ciudad del Cabo y apenas un mes antes de una visita oficial a territorio sudafricano del presidente nigeriano Muhammadu Buhari.

El Gobierno de Nigeria calificó en un comunicado de “inaceptables” los ataques y anunció que un enviado especial viajará a Johannesburgo para expresar su descontento por el tratamiento dispensado a los afectados. “Ya basta. Nigeria tomará medidas para garantizar definitivamente la seguridad y protección de sus ciudadanos”.

“Ya basta. Nigeria tomará medidas para garantizar definitivamente la seguridad y protección de sus ciudadanos”, advirtió el gobierno nigeriano.

El ministro de exteriores nigeriano, Geoffrey Onyeama, fue más allá y criticó la lenta respuesta de las autoridades sudafricanas. “He recibido noticias repugnantes y deprimentes de la continua quema y saqueo de tiendas y locales nigerianos en Sudáfrica por parte de delincuentes descontrolados y con una ineficaz protección policial”.

Aunque en un primer momento el responsable de la policía, Bheki Cele, intentó rebajar la gravedad de unos ataques “culpa de la criminalidad más que de la xenofobia”, el enfado del gigante nigeriano hizo reaccionar al presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa. En un discurso grabado, el líder sudafricano condenó por la tarde “en los términos más enérgicos” la violencia xenófoba que se ha desatado en varias provincias del país en los últimos meses. “He convocado hoy mismo —anunció el presidente— a los ministros responsables de la seguridad para asegurarnos que vigilamos de cerca estos actos de violencia sin sentido y busquemos formas de detenerlos”.

Además de Nigeria, otros estados africanos como Etiopía o Zambia advirtieron a sus nacionales en el país sudafricano que extremen la precaución ante posibles nuevos ataques. La embajada etíope aconsejó a sus nacionales que cierren sus negocios hasta el fin de las tensiones y “eviten llevar joyas caras a la vista”.

La Unión Africana también reaccionó ante los sucesos de los últimos días en Sudáfrica y emitió una declaración de condena a unos “actos despreciables” de violencia. El temor de la máxima organización africana no es exagerado. Sudáfrica, uno de los países más desiguales del mundo, con un 50% de población pobre pese a que su economía es la más potente del continente, ha vivido varios repuntes de violencia xenófoba en los últimos años.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

DESTACADAS