Provincia — 31.05.2018 —

Palo Oliver: “La conflictividad social puede ir en incremento"

El diputado provincial consideró que esa puede ser una consecuencia "si se profundizan las medidas que se vienen tomando desde el gobierno nacional".

Por: santotoméaldía / Fuente: elcorreligionario.com

En una entrevista con el medio digital El Correligionario, Fabián Palo Oliver se refirió a la reforma de la Constitución, crisis del campo, crisis cambiaria, FMI, continuidad del radicalismo en el Frente Progresista Cívico y Social.

A continuación los conceptos que dejó el dos veces intendente de nuestra ciudad (2007-2011 y 2011-2015), anteriormente concejal y actualmente diputado provincial (2015-2019) de Santa Fe.

Reforma constitucional

"En lo personal soy un convencido de que es necesario reformar la Constitución, pero más allá de la posición personal, el radicalismo santafesino hace dos décadas que ha resuelto en los órganos partidarios reclamar la reforma de la Constitución en la provincia. Esa decisión fue ratificada en varias oportunidades, siempre mediante posiciones formales e institucionales de la Convención Partidaria. Ha sido parte de la plataforma electoral del Frente Progresista Cívico y Social, del cual el radicalismo forma parte hace 20 años.

Básicamente porque la Constitución de Santa Fe no fue adecuada al igual que la de Mendoza. Estas son las dos provincias que no han reformado sus constituciones provinciales después del mandato que dio justamente la Constituyente del 94, lo que permitió la última reforma constitucional de nuestro país. Por lo tanto, en la provincia de Santa Fe hay muchos derechos que no están consagrados, que no tienen rango constitucional: derechos del niño, jóvenes, adolescentes, al medio ambiente, a la salud, a la vivienda digna, a la educación. Los nuevos derechos que básicamente están vinculados a los nuevos procesos sociales en la República Argentina, los derechos de género, los derechos de distinta minoría y otros que son también muy importantes como los institutos de participación, la posibilidad de que exista ballotage, la posibilidad de que el gobernador tenga una reelección y que los demás cargos legislativos tengan una limitante en sus reelecciones. En la provincia el único cargo que no permite la reelección es el gobernador, y en contrapartida todos los demás cargos legislativos (diputados y senadores), los intendentes, los presidentes comunales, los concejales, tienen la posibilidad de ser reelectos en forma indefinida.

La posibilidad de contemplar las autonomías municipales, que también están contempladas en la Constitución Nacional, y en Santa Fe lamentablemente después de 24 años de reformada no podemos tener autonomías municipales, justamente porque no se ha adecuado nuestra Constitución Provincial.

Así que no cabe ninguna duda que la Constitución de la Provincia debe ser reformada. En esto hay una deuda de la política santafesina sobre todo".

Más de un proyecto...

Son 3 proyectos: el de Cavallero, el de los diputados Rubeo y Coteluzzi y el del Ejecutivo que envió Miguel Lifschitz. El lunes también se sumó un proyecto del diputado Carlos Del Frade y de su bloque, por lo tanto hoy son 4 expedientes que están en estudio.

"¿Cuál es la diferencia? Básicamente que el proyecto del ejecutivo plantea una modificación parcial de la reforma de la Constitución, modificando ciertos artículos, que también hay que decir que es bastante amplio lo que está planteando como modificación, y los otros proyectos plantean una modificación total dejando abierta la posibilidad de que se reformen todos los artículos de la Constitución.

El proyecto del ejecutivo tampoco es lo que se conoció en su momento como Pacto de Olivos, no es que sea una propuesta cerrada sino que se habilitan distintos artículos y permite también que los diputados habilitemos otros artículos a modificar o ampliar. Eso más que nada como diferencia conceptual.

Hago una valoración política: entendemos que la presentación delos otros proyectos tiene más que ver con estirar los tiempos de la discusión legislativa, la especulación que existe en torno a la reforma de la constitución, básicamente la diferencia o la única diferencia, tiene que ver con la posibilidad de que el actual gobernador tenga una cláusula transitoria que lo habilite a ser reelecto. Esa especulación política hace que nadie esté en condiciones de decir que la Constitución no se deba reformar porque hay un 100% de acuerdo. Todos los espacios políticos, todos los partidos políticos, las organizaciones gremiales, de trabajadores públicos o distintas organizaciones no gubernamentales, acuerdan que la Constitución se debe modernizar, adecuar.

Algunos para no plantear o no justificar por qué no están de acuerdo en hacerla, en estos momentos han planteado otros proyectos para que en realidad se demore la discusión o el tratamiento parlamentario".

Este momento en el que atravesamos una situación difícil, según algunos, marca la pauta de que no es oportuno discutir ahora la reforma

"Es cierto, hay algunos dirigentes y espacios políticos que plantean que no es el momento. La verdad que para algunos sectores políticos el momento no es nunca. Estos mismos sectores, no todos, pero gran parte, el año pasado manifestaban que no era el momento de hacer una elección reformadora en un año electoral y bueno… este es un año no electoral y también plantean que no es el momento. Sobre todo los sectores de la oposición pero en particular los ligados a Cambiemos, que el año pasado, manifestaban que no había que mezclar la disputa electoral propiamente dicha con un proceso electoral que permita elegir convencionales constituyentes.

En realidad hay una contradicción muy grande en algunos actores, por eso decía que la política santafesina no supo o no quiso construir los consensos necesarios para lograr de una vez por todas tener una Constitución mucho más moderna y que contemple y consagre los nuevos derechos ciudadanos".

Santa Fe es una provincia productiva ¿qué situación atraviesa hoy el campo?

"Tenemos sobre 19 departamentos, 13 en emergencia climática, emergencia agropecuaria a partir de esas dificultades climáticas. Tuvimos un 2016 en emergencia producto del anegamiento de distintos campos, producto de las grandes lluvias que hubo, prácticamente 6 meses con muchísima lluvia, crecimiento de los ríos, rutas cortadas; fue un año muy difícil. El 2017, por el contrario, fue un año de sequía, también hubo en este sentido algunos departamentos menores, pero en emergencia, y tuvimos hace unos 90 días atrás una emergencia producto de intensas lluvias, de caudales importantes, lo que hizo que también algunos campos tengan dificultades.

Santa Fe tiene un Ministerio de Agricultura que está muy presente, se trabaja muy bien entre los productores y el Ministerio y actualmente diría que el momento más difícil pasó. Obviamente tengo la obligación de hacer una diferencia entre los grandes productores y los pequeños, sobre todo los agropecuarios, obviamente que nuestra provincia no escapa a las generalidades que existen en la Argentina, hemos perdido muchísimas hectáreas de producción ganadera, hemos perdido muchísimos establecimientos de producción lechera. Lamentablemente la cuenca lechera santafesina se está achicando cada vez más producto de sucesivas emergencias climáticas, pero sobre todas las cosas producto de las políticas erráticas a nivel nacional. Entonces, cada vez más, la conversión a la producción agropecuaria y si bien hay algunos indicadores que pueden llegar a entusiasmar, lamentablemente, todavía hay mucho monocultivo y la presencia de la producción sojera es muy importante".

¿Hay especulación para la venta de la produccion de soja?

"En este sentido creo que no hay nada para reprochar desde el Estado, cada uno obviamente tiene que cuidar sus espaldas y está claro que los pequeños productores liquidan la soja, no la pueden mantener, no pueden estar especulado al precio internacional o al a movilidad cambiaria y los que pueden darse el lujo de sostener la producción y venderla cuando más les convenga son los grandes productores.

En nuestra provincia por más que pocos estén dispuestos a discutir, hay presencia de latifundio, con la cantidad de hectáreas que tiene nuestra provincia hay 2.000 propietarios y la verdad hay algunos que son productores muy grandes y tienen la posibilidad de especular. Insisto: nada para reprochar, lo digo como una referencia".

¿Cómo impacta la crisis cambiaria en Santa Fe?

"En en el año 2016 tuvimos crecimiento, mínimo: no llegó al 1%, pero hubo crecimiento. Esto producto de la presencia de mucha obra pública que dinamizó la economía, pero a partir del 2017 la economía santafesina empezó a tener los mismos problemas que la mayoría de las provincias del país. Empezaron a sentir la crisis, primero, los medianos productores, las pymes. Básicamente por un combo que a nuestro modo de ver es explosivo: la pérdida de poder adquisitivo de los salarios, lo que produjo menor consumo y la apertura indiscriminada de las importaciones.

En Santa Fe tenemos un observatorio que depende del Ministerio de la Producción, y las estadísticas son realmente lamentables, preocupantes y obviamente que dan claridad para afirmar con absoluta contundencia, que el gobierno nacional no solamente está errando en esta materia, no solamente son políticas que tienen que ver con la liberación del mercado, la desregulación del mercado y la retirada del Estado en lo que debe ser la intervención en la economía, sino que demuestra que la apertura indiscriminada de las importaciones ha generado dificultades en muchos sectores de la economía provincial.

Hoy entre lo que es la devaluación, la profundización de la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, y la no modificación a la política de importaciones, en la producción local hay sectores que la están pasando muy mal. Si bien es cierto que se pudo contener por lo menos desde el sector privado muchísimo por la intervención del Ministerio de Trabajo de la Provincia, sí hay reducción de jornadas extraordinarias en muchos sectores productivos, obviamente que hubo expulsión de trabajo formal y lamentablemente va creciendo no solamente el trabajo informal sino remuneraciones cada vez más bajas.

Hay aumento de la conflictividad social. Tenemos por lo menos en el sector público, producto de la decisión política del gobierno de respetar el ámbito paritario como el ámbito de derecho para los trabajadores, no solamente para discutir salario sino que se discute todo lo que tiene que ver con la higiene y la seguridad laboral, las condiciones de trabajo y la verdad que el sector público ha sido un faro para que también en el sector privado sean muy distintas de lo que se está viendo a nivel nacional.

En la provincia de Santa Fe se reivindica el derecho a huelga, se reivindica la agremiación de los trabajadores públicos y privados, y no hacemos desde el Estado terrorismo para desprestigiar lo que debe ser un derecho de todo trabajador que es la posibilidad de agremiarse, la posibilidad de manifestarse.

Esa conflictividad social puede ir en incremento si se profundizan las medidas que se vienen tomando desde el gobierno nacional".

Y el préstamo del FMI… ¿cómo impacta dentro del radicalismo santafesino? 

"El radicalismo de la provincia de Santa Fe no ha convocado a los órganos partidarios para discutir ni la marcha de la economía nacional, ni la posibilidad en particular de acudir al fondo para un nuevo préstamo.

Esto es básicamente producto de la situación del radicalismo. La mayoría del radicalismo santafesino entiende que debe seguir consolidando y apostando a la construcción del Frente Progresista Cívico y Social, pero sobre todo ser parte de la coalición de gobierno que viene gobernando del año 2007 a la fecha. Los sectores que vienen abandonando el Frente Progresista, fundamentando su decisión en que el radicalismo es parte de Cambiemos a nivel nacional, son sectores minoritarios, dirigentes importantes, pero minoritarios territorialmente en los que representan a Santa Fe.

Este tema no se discute, nosotros sectorialmente vemos con preocupación nuevamente acudir al FMI, estamos convencidos de que el FMI sigue siendo lo mismo de siempre: presta dinero bajo condiciones concretas. No tenemos ninguna duda de que van haber condicionamientos y de que esos condicionamientos siempre terminan perjudicando a los sectores que menos tienen, a los sectores populares, y terminamos pagando la crisis siempre los mismos sectores.

Entendemos que sería interesante que el radicalismo discuta interpelar al presidente Macri, que discuta dentro del ámbito de Cambiemos buscar otras alternativas. Por una vez entendemos que se puede discutir de qué forma se pueden incrementar los recursos para disminuir el déficit. Lamentablemente lo que hubo desde que asumió Macri, fue transferencia de los sectores que menos tienen a los que más tienen. Se han visto beneficiados no solamente por lo que significa en nuestro país la timba financiera, no por lo que significa en nuestro país la consolidación de un modelo que poco tiene que ver con la posibilidad de que exista producción genuina, sino sobre todas las cosas, porque Macri ha decidido de no cobrarle a los que más tienen.

Estamos dispuestos a dar esa batalla, que se discuta dentro de cambiemos, pero no vamos a acompañar desde nuestro espacio político ninguna medida que siga tomando el gobierno nacional que perjudique a los sectores asalariados, a los trabajadores, a los pequeños y medianos productores, a la industria nacional; y vamos a seguir reclamando el cambio de rumbo en la política económica de Cambiemos".

¿Hay una intromisión, una violación de la autonomía provincial?

"Más que una intromisión me parece que las autoridades nacionales del radicalismo lo que pretenden es imponer en forma absolutamente autoritaria la voluntad de dirigentes de otro distrito sobre la voluntad de la mayoría del radicalismo de Santa Fe.

El radicalismo de Santa Fe institucionalmente forma parte del Frente Progresista Cívico y Social, así lo ha ratificado la última Convención Partidaria. No hubo otra convención que haya revocado esa decisión o ese mandato. Incluso importantes dirigentes radicales, como el intendente de la Ciudad de Santa Fe, José Corral, ex presidente del Comité Nacional del radicalismo, han desconocido lo que resolvió la convención partidaria y terminaron formando Cambiemos, participando en elecciones municipales como Cambiemos.

En realidad ellos han tenido una indisciplina partidaria, porque también está claro que si bien el radicalismo es un partido nacional es un partido federal y su organización es absolutamente federal. Cada distrito, cada provincia tiene su Comité Provincial y tiene su Convención Provincial, y en la carta orgánica claramente está establecido que son las convenciones provinciales quienes definen las políticas de alianza y quienes definen las plataformas electorales para cada turno electoral.

Por lo tanto, salvo que haya una convención partidaria que resuelva lo contrario, el radicalismo de Santa Fe, formalmente, institucionalmente, orgánicamente es parte del Frente Progresista Cívico y Social. Por eso digo que los dirigentes nacionales, Sanz, Cornejo y quien venga están desoyendo, desconociendo, violentando la decisión orgánica del radicalismo de Santa Fe.

Nosotros debemos ser disciplinados y aceptar lo que resuelva la Convención Nacional en materia de estrategia electoral nacional, pero de la misma forma las autoridades nacionales deben respetar cual es la decisión del radicalismo santafesino.

Hay modificaciones en la configuración del gobierno, además de reconfiguraciones de las dinámicas social y política, que parecieran indicar la necesidad de rediscutir ciertas cosas dentro del partido

Más que respuesta hago una reflexión personal. No sé si están recalculando o están redefiniendo un modelo, el modelo es el mismo, en todo caso lo que se está redefiniendo es la estrategia de aplicación de este modelo, me parce que lo que le ha fracasado sobre todas las cosas al gobierno nacional, es que entendieron que con el sólo hecho de desalojar del gobierno al kirchnerismo era suficiente para que el mercado internacional, para que los sectores que tienen que hacer las inversiones crean que ya había elementos suficientes para invertir en nuestro país. Sumado a esto el hecho de haber fomentado la timba financiera; creo que esos fueron los errores que han cometido, pero en líneas generales me parece que van a seguir desarrollando el modelo que pretendieron implementar desde el primer día, que tiene que ver con las política neoliberales, que algunas de ellas o la mayoría las vimos en la década del 90 con el menemismo.

Ojalá se pueda redefinir el rol del radicalismo y su pertenencia a Cambiemos. Quiero ser absolutamente sincero: trabajo y milito no solamente para crear masa crítica, sino para que el radicalismo condicione al gobierno de Cambiemos y en todo caso si Cambiemos o Macri no tienen la voluntad política de cambiar, abandonar el frente Cambiemos.

Sé que muchos creen que esto es irresponsable o esto sería un golpe institucional, no digo hacerlo ahora, hay que esperar que termine la primera gestión pero no ratificar en una convención la posibilidad de que el radicalismo siga en Cambiemos".

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

DESTACADAS