Viernes 12 de abril de 2024

Política — 20.03.2024 —

100 días de Weiss Ackerley: los desafíos siguen esperando

Si bien el tiempo no es suficiente para establecer conclusiones definitivas, en algo más de tres meses, los problemas básicos de la ciudad se profundizaron y el Gobierno municipal exhibe más falencias que fortalezas.


Por Guillermo Schmidt

Este martes se cumplieron los primeros 100 días de gobierno de Miguel Ángel Weiss Ackerley en la ciudad de Santo Tomé. El plazo de tiempo es breve para ensayar balances o realizar conclusiones definitivas; sin embargo, tres meses suelen ser suficientes para que los gobiernos exhiban capacidades y desnuden deficiencias.

Desde el planteo de la ciudad en peores condiciones en cien kilómetros a la redonda, reiterado permanentemente por el intendente, durante sus mandatos como concejal y como candidato, la realidad es que nada ha cambiado. Por el contrario, los principales problemas (entendiendo que economía y seguridad dependen de políticas nacionales y provinciales) se profundizaron: servicios deficientes y calles intransitables.

Un nuevo verano transcurrió con las habituales y permanentes -y en algunos casos graves- interrupciones en el servicio de agua corriente y con lluvias que profundizaron el deplorable estado de las calles, sean de tierra o pavimento.

Menos servicios

En cuanto a la recolección de residuos domiciliarios, la respuesta del Gobierno municipal intendente fue suprimir días y que el servicio se preste apenas tres veces a la semana. Así, aquellos vecinos que respetan el cronograma se ven obligados a convivir con la basura en sus viviendas por, al menos, 48 horas. Más allá de ese servicio, el panorama general de la ciudad tampoco se modificó en cuanto a la falta de limpieza, que se sigue observando en calles, veredas y espacios públicos.

Si bien no se pueden exigir soluciones definitivas en cien días, reducir los días de prestación de un servicio esencial es un claro retroceso. Como explicación, lo que hizo el intendente Weiss Ackerley, hasta aquí, fue justificar las limitaciones en la falta de recursos y equipamiento.

La realidad de los obradores desmantelados y con vehículos en condiciones deplorables, que el intendente expuso a días de asumir, es casi idéntica cien días después. En tres meses y diez días, la Municipalidad de Santo Tomé no mostró una sola máquina en la calle; los únicos trabajos que se exhibieron fueron reparaciones de emergencia en el sistema de agua, algunas tareas de desmalezado y la conclusión de una cuadra de pavimento en calle López y Planes.

Maquillaje

En el tiempo transcurrido desde el 10 de diciembre, el Gobierno de Miguel Weiss Ackerley mostró cursos de capacitación, talleres y otros programas municipales, como el eco canje o las castraciones. Todas esas acciones son continuidad de gestiones anteriores.

En el área de Cultura se mantuvo una agenda nutrida e, incluso, superadora. Eventos gastronómicos y el regreso de Santoto Rock fueron y serán bien recibidos por la comunidad.

La pregunta es si algunas propuestas podrán sostenerse en el tiempo con recursos municipales y cuándo llegará el momento de inversiones que respondan a las demandas urgentes de la comunidad.

Hace cuatro meses, cuando en este espacio planteamos los desafíos de Miguel Weiss Ackerley, hablamos de la importancia del armado de equipos idóneos y de una planificación adecuada. Esas dos características, salvo las escasas excepciones enunciadas, brillaron por su ausencia en los primeros 100 días de gobierno.

comment DEJE SU COMENTARIO
info
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios *

arrow_upward