Domingo 03 de marzo de 2024

Política — 27.11.2023 —

Los desafíos de Miguel Weiss Ackerley

En dos semanas, el actual concejal del PRO asumirá como intendente de Santo Tomé. ¿Podrá avanzar en la resolución de los principales problemas de la ciudad y dar respuestas a las demandas de los santotomesinos en el contexto de crisis que atraviesa nuestro país?


Por Guillermo Schmidt

El próximo domingo 10 de diciembre Miguel Ángel Weiss Ackerley jurará como intendente de Santo Tomé y asumirá la responsabilidad de gobernar la ciudad hasta fines de 2027. Con 36 años, el referente del PRO será el intendente más joven que haya tenido nuestra localidad y los desafíos que deberá afrontar son diversos y complejos.

Por un lado, el país atraviesa una profunda crisis económica y social, situación que se agudizará con el ajuste que llevará adelante el gobierno de Javier Milei. "Los cambios que el país necesita son drásticos, no hay lugar para el gradualismo", anticipó el presidente electo.

En ese marco, Weiss Ackerley iniciará su gestión con un contexto económico que no será nada favorable y con un nuevo presidente que anticipó que las inversiones deberá hacerlas "el sector privado", ya que cortará la obra pública.

Servicios básicos deficientes

A nivel local, el próximo mandatario tiene mucho por hacer. Por un lado, la ciudad necesita una urgente restructuración en la prestación de los servicios públicos que están a cargo del municipio. Tanto la recolección de residuos domiciliarios y de basuras generales (ramas, escombros, etc.) como el servicio de agua potable, presentan serias deficiencias en su prestación.

Las soluciones de esas problemáticas básicas requieren el armado de equipos idóneos, una planificación adecuada y, muy probablemente, inversión en equipamiento. En ese sentido, cabe recordar que, durante la campaña electoral, una de las promesas de Weiss Akerley fue la creación del Obrador Municipal N° 3 en la zona sur de la ciudad, para abarcar Adelina Este, Centro, Oeste y Las Baleares.

Indudablemente, para el nuevo intendente será clave mejorar la prestación de los servicios durante los primeros meses de su gestión, para revertir el descontento generalizado de los santotomesinos con la actual administración municipal.

Calles intransitables

Otro gran desafío será mejorar el estado de las calles, que muestran un creciente deterioro en el centro de la ciudad y se tornan intransitables la mayoría de los barrios. ¿Podrá el intendente de Juntos por el Cambio lograr una administración de los recursos municipales que le permita proyectar un programa serio para mejorar la infraestructura vial de la ciudad?

Tanto en la campaña como en sus años como concejal, Weiss Ackerley recorrió los barrios para mostrar en sus redes sociales el estado deplorable de las calles luego de cada lluvia, exigiendo soluciones que ahora deberá garantizar desde su gestión.

Obras

También en la campaña electoral, el ahora intendente electo reiteró que Santo Tomé es “la ciudad en peores condiciones en varios kilómetros a la redonda”. Para cambiar esa realidad, además de mantenimiento y limpieza, se necesitan obras.

La avenidas 7 de Marzo y Luján son “la vidriera de la ciudad” y evidencian un deterioro cada vez más marcado. Hace décadas que ese tramo de la Ruta Nacional 11 demanda una repavimentación completa, obra que contribuiría a poner en valor los sectores comerciales más importantes de la ciudad.

Por otra parte, los barrios también demandan mejoras en la iluminación; y la ciudad lleva muchos años sin ampliar la red domiciliaria de desagües cloacales y las conexiones de gas natural, servicios indispensables para mejorar la calidad de vida de las familias santotomesinas.

Finalmente, no solo para ser una ciudad “linda y ordenada”, sino también para potenciar la generación de recursos propios y fuentes de empleo, Santo Tomé requiere mejorar la infraestructura que ofrece al sector industrial, comercial y de servicios.

Ordenar y potenciar la radicación de empresas e industrias en las Rutas 19 y 11 y vincular los barrios cerrados -en pleno proceso de explosión demográfica- con el resto de ciudad, son otros desafíos para los próximos años.

Seguridad y Salud

En materia de seguridad, el vínculo directo con Patricia Bullrich, quien volverá a hacerse cargo del Ministerio de Seguridad de la Nación, le permitirá al intendente gestionar una mayor presencia de las fuerzas federales. Pero en ese ámbito, Weiss Ackerley también deberá gestionar soluciones ante el gobierno provincial y para eso deberá sentarse con el santotomesino Pablo Cococcioni, designado ministro de Seguridad.

A propósito de la relación con el gobierno de la provincia, hasta ahora es una incógnita el lugar ocuparán las demandas de Santo Tomé en la gestión de Maximiliano Pullaro. Si bien ambos mandatarios fueron electos por un mismo espacio, Weiss Ackerley deberá encontrar los interlocutores adecuados para canalizar las demandas de la ciudad.

La Salud Pública es otro de los ejes en que deberá trabajar la gestión, no solamente en lo relacionado con su prestación, sino también con la incorporación de servicios que demanda la sociedad. En esta línea, uno de los compromisos de campaña fue que Santo Tomé tendrá una guardia pediátrica las 24 horas desde 2024.

El fenómeno del Niño

Además de todos los puntos enumerados, la coyuntura obliga al próximo intendente a tomar decisiones para atenuar el impacto de las lluvias que se prevén para los próximos meses. Y aquí no solo se trata del estado de las calles: con las precipitaciones más recientes, muchas familias de barrios periféricos sufrieron anegamientos en sus viviendas, debido a las falencias del sistema de desagües.

A la par de las lluvias, el río Salado aumentó considerablemente su nivel, situación que afecta a las familias instaladas fuera del anillo de defensa de la ciudad. Atender todas estas situaciones también requerirán del apoyo que pueda brindar Protección Civil de la provincia, que estará a cargo de Marcos Escajadillo.

El equipo, un misterio

A menos de dos semanas de su asunción, Weiss Ackerley todavía no no anunció los nombres que formarán parte de su gabinete. Poco después de las elecciones, el intendente electo dijo que tenía pensado realizar modificaciones en la estructura de Gobierno Municipal, que hoy cuenta con cinco Secretarías: Gobierno, Hacienda, Obras Públicas, Servicios Públicos y Salud, Medio Ambiente y Acción Social.

La elección de los profesionales que integrarán su equipo de gobierno será un paso clave antes de comenzar a gestionar los destinos de la ciudad. Luego, junto a ellos, Miguel Weiss Ackerley deberá demostrar idoneidad, capacidad de liderazgo y compromiso con sus promesas de campaña, para dar respuesta a los problemas y necesidades de la ciudad.

comment DEJE SU COMENTARIO
info
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios *

arrow_upward