Deportes — 21.06.2020 —

Con un frente que se complica en el Ascenso, el torneo de 28 equipos en Primera es cada vez más posible

Al reclamo original de San Martín de Tucumán, ahora se sumó una voz desde las categorías menores. Distintos dirigentes empiezan a ver la habilitación de más ascensos como una manera de aquietar las aguas.

Por: santotoméaldía /

Fuente: Clarín

Es fútbol en tiempos de Zoom. Rosca virtual, charlas a través de ventanitas que se multiplican en la pantalla de la computadora y pocas definiciones. No hay certezas con respecto a la fecha en la que se reanudarán los entrenamientos, posiblemente en agosto. Mucho menos, cuándo comenzarán los campeonatos, tal vez a fines de septiembre u octubre. Lo cierto es que avanza una idea, ya mirando hacia el año que viene, y teniendo en cuenta el reclamo que llevó al TAS San Martín de Tucumán. ¿Es posible pensar en una Liga Profesional de Fútbol con 28 equipos y la restitución de los descensos para 2021?

“Sería una salida elegante”, dice un dirigente que solía transitar la oficina de Puerto Madero donde funcionaba la ex Superliga, sin reparar en las desprolijas decisiones que derivaron en la disputa que llevó a San Martín al Tribunal de Arbitraje Deportivo. Terminar la temporada 2019/2020, repartir los cupos para las copas internacionales y suprimir los descensos generó polémica. Sobre todo, este último punto. Y generó la reacción de San Martín, cuyos dirigentes pidieron en Suiza el ascenso a Primera División por mérito deportivo. Hubo un guiño para el Ciruja y un revés para la AFA: desde Viamonte se exigió una resolución antes del 30 de junio; el Tribunal, a contramano de los deseos de la casa madre de la pelota, extendió los plazos para fundamentación de los tucumanos hasta el 2 de julio.

San Martín no está solo. Y aunque Atlanta no acompaña oficialmente porque sus dirigentes se muestran encolumnados con Claudio Tapia, pesó la palabra de Gastón Granados, intendente de Ezeiza, ex presidente y socio emblemático de Tristán Suárez. "La AFA tiene que dejar de lado un capricho de dirigentes puntuales y hacer valer la institucionalidad. Almirante Brown y Tristán Suárez tienen que jugar en la Primera; Deportivo Merlo en la B y Atlas en la C. Yo no decidí que se termine el torneo, lo decidió la AFA. Nosotros estamos a muerte con San Martín y si tenemos que ir al TAS, lamentablemente iremos al TAS. Pero sería una vergüenza que una cuestión propia se resuelva en Suiza. Si ellos definieron que el torneo terminó, se terminó”, enfatizó en Radio La Red.

No fue casual que Granados hubiera alzado la voz y no el presidente de Tristán Suárez, Oscar Vergara. El dirigente no quiere enfrentarse a la AFA. Pero la política empieza a meter su cuña. Primero, disparó Alberto Fernández, que durante una entrevista cuestionó la organización de los campeonatos y mencionó -y no de forma antojadiza- a Atlanta. La semana pasada había lanzado dardos Gregorio Dalbón, abogado de Cristina Fernández de Kirchner y representante del juez federal Miguel Licht -hincha del bohemio, a quien demandó Pablo Toviggino, secretario ejecutivo de la presidencia en la estructura de Viamonte-. Ahora surgió otro peronista en la escena. Todo en el medio de los movimientos del kirchnerismo, interesado en integrar una mesa de fútbol en la que por ahora tiene mayor peso Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados.

“No tiene sentido que la sangre llegue al río”, deslizan cerca de Marcelo Tinelli. ¿Piensan lo mismo en Viamonte? Toviggino está firme con la postura de que los torneos se definan en la cancha.Pero hay quienes creen que no sería conveniente un litigio en los tribunales deportivos de Lausana. Esos mismos piensan que podrían subir San Martín y Atlanta –punteros de las Zonas 1 y 2-, armar un Reducido y promulgar otros dos ascensos. “Hay que convencer a River y a Boca”, le dijeron a Clarín. Todo tiene que ver, claro, con el reparto del dinero de la televisión.

Y a propósito de este punto, una mayor cantidad de equipos en Primera permitiría distribuir algunos partidos para ser transmitidos por canales abiertos. En simultáneo, disminuiría la tensión con los jugadores, quienes se oponen tajantemente a la supresión de los descensos.

¿Y el resto de las categorías? Los ascensos serían un alivio porque, más allá del deseo de definirlos en la cancha, no sólo habría un ahorro importante en testeos; tampoco hay estructura para la nueva normalidad del fútbol, la de los protocolos que impone el coronavirus. Jugar la B, la C, la D y el Federal A en 2021 sería la opción más lógica.

“No hay nada de eso”, insisten en la AFA. Se verá. Los tiempos corren. También, las presiones. Y no sería la primera vez que se cambia sobre la marcha, claro.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

#destacadas