Santo Tomé — 11.10.2021 —

Usaron un inhibidor para abrirles la camioneta y robarles

Las víctimas son de Santo Tomé y el hecho ocurrió en el centro de Santa Fe. Estacionaron su vehículo y cuando regresaron descubrieron que delincuentes les habían abierto las puertas sin forzarlas y se llevaron una computadora y dos discos externos.

Por Santotoméaldía

Una familia de santotomesinos fue víctima de un robo mediante una modalidad cada vez más frecuente. Delincuentes utilizaron un inhibidor para neutralizar el cierre centralizado de su vehículo y poder ingresar al mismo con el fin de buscar y llevarse elementos de valor.

Este hecho tuvo lugar el miércoles pasado en el macrocentro de Santa Fe, más precisamente en calle Junín entre Rivadavia y San Luis. Allí, cerca de las 14 horas, un hombre oriundo de nuestra ciudad estacionó su camioneta marca Nissan, descendió junto a su hijo, accionó la alarma del coche y se dirigió a un centro de salud donde iban a practicarle un estudio al niño.

Al regresar, 10 minutos más tarde, el hombre constató que el seguro no se había activado pero a simple vista no notó el faltante de ningún objeto. Recién cuando llegó a su casa se dio cuenta de que ya no tenía una mochila en la que, entre otras pertenencias, tenía una notebook y dos discos externos con información de su trabajo y vida personal y familiar.

En diálogo con Santotoméaldía, Gisela -la esposa de la víctima- relató que su marido “está completamente seguro de haber activado el cierre centralizado porque escuchó el ruido, pero cuando volvió se dio cuenta de que estaba abierta”.

“Este aparato inhibidor lo que hace es crear un campo magnético que no deja que la alarma se conecte, de manera que si uno no prueba la manija manualmente no puede darse cuenta de que no se activó el cierre”, agregó.

Según aventuró, las personas que abrieron la camioneta “cargaron solo una mochila para no levantar sospechas, porque si se hubieran llevado todo lo que había sería muy evidente que se trataba de un robo, entonces eligen muy puntualmente qué sacar”.

Al hacer la denuncia en la Comisaría 1ra. de Santa Fe, le comentaron que se trataba de una modalidad muy utilizada. “El Jefe de la Comisaría me comentó que presuntamente sería un grupo de extranjeros a quienes en agosto les secuestraron estos inhibidores”.

El disco externo que fue robado es similar al de la imagen.

La mujer lamentó que más allá del valor económico que tiene los objetos que les robaron, perdieron información valiosa desde lo personal. “En los discos externos había fotos, información de mi marido desde que se recibió, cuestiones laborales, información de la casa y demás”. 

Si bien recuperaron algo de documentación, ofrecen una recompensa con la intención de dar con el paradero -fundamentalmente- de los discos rígidos. “Recuperarlos sería muy bueno por la información que tienen”, enfatizó.

“También nos interesa que esta nueva modalidad de robo se conozca para que todo el mundo esté alerta. Esto se termina si cada uno cuando se baja de su auto se asegura de que la puerta quedó bien cerrada, y si no es así volver a subirse y estacionar en otro lado, porque los delincuentes actúan desde una distancia de 10 o 15 metros del vehículo”, advirtió.

La zona en la que ocurrió el hecho

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios