Mundo — 24.09.2018 —

Nueva elección y otro referéndum: el debate por el Brexit en Gran Bretaña

La primera ministra podría adelantar los comicios a noviembre.  Y la oposición laborista quiere otra consulta popular.

Por: santotoméaldía /

Elecciones y la posibilidad de un segundo referéndum para aprobar o rechazar el Brexit. El equipo de la primera ministra británica Theresa May está previendo “elecciones anticipadas para el próximo noviembre” como una forma de salvar su Modelo Chequers de Brexit moderado, rechazado por la Unión Europea, y su cargo, que está en peligro en la conferencia conservadora esta semana, en mano de los Brexiters.Una primicia del dominical británico The Sunday Times, que explotó como una bomba en la mañana del domingo en Londres.

Aunque en esta psicodrama británico, las sorpresas no terminan. El líder laborista Jeremy Corbyn admitió ,en la conferencia laborista en Liverpool el domingo, que acepta que en el manifiesto partidario se incorpore un segundo referéndum para que el electorado apruebe o rechace el acuerdo del Brexit. Pero la opción personal de Jeremy es una nueva elección general ,que probablemente gane el laborismo, tan dividido ante su figura como los torys.

Después que la Unión Europea decidió que Gran Bretaña no sea el ejemplo para imitar para los nuevos populistas europeos que quieran irse de la UE y se unieron en “una emboscada castigo” para considerar “inviable ” el Modelo Chequers que May había construido para consensuar las diferencias ante el divorcio europeo entre los conservadores , la inmediata consecuencia en Gran Bretaña es una brutal crisis política doméstica. Desautorizada, sola, May debe sobrevivir la conferencia tory del próximo domingo y la avanzada de los Brexitiers, que no disimulan su ambición de eyectarla del cargo.

Cuando Theresa May debe enfrentar a su gabinete el lunes, en una reunión fundamental que va a decidir su futuro político, los asesores de la primera ministra preparan planes de contingencia para una “elección rápida” en noviembre, pleno otoño europeo, para conseguir apoyo del electorado al nuevo plan para Europa. Según The Sunday Times, May está dispuesta a renunciar el próximo verano. Un movimiento con el que intentan frenar que los euroescépticos, que apoyan una partida de la Unión Europea sin acuerdo, la echen ahora.

En la reunión de gabinete de este lunes, el tema será un plan B para el Brexit y la inmigración, la razón de esta desencanto británico con Europa.El ministro del interior Sajid Javid va a proponer quitar a los inmigrantes europeos su status especial preferencial sobre la libertad de movimiento, que ser miembro de la UE les otorga, para reemplazarlo por un nuevo status para inmigrantes de todo el mundo.

A él se opondrá el chancellor de las finanzas, Philip Hamond, que quiere que se mantenga el status de los europeos para hacer crecer la economía.Si el sugiere apoyar la libertad de movimientos europea va a generar una guerra civil incendiaria entre su partido y el gabinete.

Algunos ministros amenazan con irse del gabinete. Al menos seis de ellos le van pedir a May que abandone el Modelo Chequers y elija un acuerdo como el de Canadá con la UE. Quedan solo 187 días para el Brexit y aún no encuentran el camino.

May tiene 7 días para preparar su plan de resistencia o enfrentar el golpe de los Brexitiers en la conferencia tory. Se lo advirtió Steward Jackson, ex ex jefe de gabinete del secretario del Brexit, David Davis. Hasta ahora han escondido a su eventual reemplazante, Boris Johnson, que será uno de los invitados en este evento anual del partido. La primera ministra pide mantener el control para no abrir la puerta al laborista Jeremy Corbyn en Downing St, ni permitir un segundo referéndum.

Pero los Brexitiers duros, encabezados por el aristócrata diputado Jacob Rees Mogg, le advirtieron que ella cambia o ellos se comunican con Graham Brady, el presidente del Comité 1922 de los conservadores, para informarle que su tiempo como líder se ha acabado.

En su conferencia laborista en Liverpool, el líder Jeremy Corbyn dijo que está preparado para votar contra el acuerdo final del Brexit de May en el Parlamento y forzar al gobierno a regresar a la mesa de negociaciones con Bruselas porque a su partido le preocupa “el vaciamiento de los derechos laborales de los trabajadores y los estándares de medio ambiente”.

“Estoy obligado por la democracia de nuestro partido”, dijo el líder laborista, a la hora de la decisión por el referéndum, cuando una inmensa manifestación rodeaba la conferencia para apoyar ”un voto de la gente”.

Corbyn, que tiene fuerte resistencia entre los parlamentarios socialdemócratas de su partido pero raíces en las bases partidarias, aseguró repetidamente que el estaba abierto a la idea de un segundo referéndum si el partido lo votaba al fin de esta semana. Aunque su postura es que prefiere enfrentar a los conservadores en una elección general. Un Pro Brexit, Corbyn jamás se había pronunciado a favor de una segunda consulta hasta ahora. Si hay elección probablemente la gane él y con ese fantasma ,May la ha ido evitando.

No va a haber ganadores en el drama que genera el Brexit. Si Gran Bretaña se va sin acuerdo, como amenaza May, será una situación dramática para su economía, sus finanzas, los empleos y la vida cotidiana de su población. Pero lo mismo sucederá en Europa, donde el Brexit y su secuela de euroescepticismo populista, tendrá un enorme impacto en las elecciones europeas del año próximo.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

DESTACADAS