Provincia — 04.08.2018 —

El LIF entregó 90.000 comprimidos para tratar la tuberculosis

La nueva planta del laboratorio público de la provincia se inauguró en marzo y está produciendo tres antibióticos que se utilizan en el tratamiento de la enfermedad.

Por: santotoméaldía / Fuente: El Litoral

A tres meses de la inauguración de la nueva planta estatal de producción de especialidades medicinales del Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) de Santa Fe, ya se entregan comprimidos para el tratamiento de la tuberculosis en la red de hospitales y centros de salud provincial. La tuberculosis afecta a unos 10.000 pacientes por año en la Argentina.

En los dos últimos meses, el LIF entregó un promedio de 90.000 comprimidos de tres formulaciones: isoniacida 100 miligramos, isoniacida 300 miligramos y etambutol 400 miligramos.

“Quedan en estudio de estabilidad la doble asociación (rifampicina más isoniacida), y la triple asociación (rifampicina más isoniacida y pirazinamida). Ambas estarían disponibles para todo el sistema público de Santa Fe, hospitales y centros de salud el año próximo, según expresaron las autoridades del laboratorio.

Contar con la herramienta de la producción pública de medicamentos tuberculostáticos, sobre todo la primera línea del vademécum de tratamiento de la enfermedad, permite al Estado santafesino abarcar la problemática de miles de personas, sobre todo en momentos en los que hay carencias por problemas burocráticos en licitaciones nacionales, u otro tipo de circunstancias ligadas al mercado. Y ése es uno de los objetivos centrales del LIF, proveer los medicamentos de mayor impacto en el primer nivel de atención, proveer medicamentos huérfanos y críticos, brindando soluciones fiables a la comunidad.

La nueva planta del laboratorio se inauguró a fines de marzo, a partir de un proyecto entre la provincia y el Estado nacional gestado en 2013, que demandó una inversión de 37 millones de pesos (25 millones a cargo del Estado santafesino) y cuyo objetivo central es la elaboración de especialidades medicinales para el tratamiento de la tuberculosis en todo el país, además de ampliar las capacidades productivas del LIF en un 50%.

Fármacos públicos

Si bien la producción de medicamentos tuberculostáticos ha sido una obligación del Estado nacional a través del Programa Nacional de Lucha contra la Tuberculosis, ante recientes faltantes y la discontinuidad en la provisión por parte del gobierno nacional, el Estado provincial —a través del responsable del Programa de Control de Enfermedades Respiratorias y Tuberculosis de la provincia de Santa Fe, Bernardo Salvadores— ha solicitado al LIF la provisión de estas especialidades medicinales, con el fin de dar una cobertura acertada y eficiente en el tratamiento de la tuberculosis.

Santa Fe es la única provincia del país que está dando una solución desde la producción pública al tratamiento de la tuberculosis, a diferencia de otras provincias que se proveen en el mercado. La capacidad estatal local de producción de medicamentos es esencial para garantizar la efectiva resolución de distintas problemáticas sanitarias, que el mercado en ocasiones deja de lado por su propia lógica productiva y de negocios.

“El LIF ha dado muestras de ello en distintas circunstancias, como lo ocurrido durante 2010, cuando se produjo una discontinuidad en la provisión local por problemas de licitaciones nacionales de anticonceptivos orales. En aquella ocasión, nuestro laboratorio público desarrolló un anticonceptivo para su utilización en la provincia de Santa Fe, como respuesta frente a la problemática”, recordaron desde el laboratorio.

Para acercarse al objetivo de producir y proveer medicamentos tuberculostáticos para todo el país, el LIF ha iniciado la inscripción de las tres fórmulas mencionadas anteriormente ante la Anmat. Con ello se busca obtener el certificado nacional del organismo nacional, con el fin de ser una opción para dar continuidad a la provisión de tuberculostáticos a distintas provincias.

La producción de tuberculostáticos es otro avance del LIF, que ya ha demostrado con la elaboración propia de anticonceptivos, opioides, y los demás medicamentos de mayor uso en el sistema de atención primaria, la eficacia del sistema público para esta tarea fundamental en el ámbito de la salud.

La integración complementaria del LIF junto al LEM, evitando la superposición de agendas de trabajo, han demostrado en la práctica la viabilidad de soluciones para la producción pública de medicamentos de calidad y seguridad probada.

 Una vieja enfermedad

La tuberculosis es una enfermedad ligada al deterioro económico y social, y es causada por una bacteria conocida como bacilo de Koch. Es curable y prevenible. Afecta principalmente a los pulmones, pero puede afectar otras partes del cuerpo. Si no se trata oportunamente, puede causar daño permanente en los pulmones.

Las estadísticas nacionales determinan la existencia de unos 10.000 enfermos de tuberculosis por año, y los últimos registros de 2014 hablan de 33 fallecidos.

Las personas infectadas con el bacilo tuberculoso tienen un 10% de probabilidades de enfermar de tuberculosis a lo largo de la vida. Sin embargo, este riesgo es mucho mayor para las personas cuyo sistema inmunológico está dañado, como ocurre en casos de la infección por el VIH, malnutrición o diabetes, o en quienes consumen tabaco. La tuberculosis es la principal causa de muerte entre las personas con VIH.

Se calcula que una tercera parte de la población mundial tiene tuberculosis latente. Es decir que están infectadas por el bacilo, pero aún no han enfermado ni pueden transmitir la infección.

Santa Fe es la única provincia del país que está dando una solución desde la producción pública al tratamiento de la tuberculosis, a diferencia de otras provincias que se proveen en el mercado. La capacidad estatal local de producción de medicamentos es esencial para garantizar la efectiva resolución de distintas problemáticas sanitarias, que el mercado en ocasiones deja de lado por su propia lógica productiva y de negocios.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

DESTACADAS