País — 16.05.2018 —

El Central renovó el 100% de las Lebac

Mantuvo la tasa en el 40% y además colocó u$s 5.000 millones adicionales.

Por: santotoméaldía /

El Banco Central logró pasar la prueba de fuego del súpermartes. No sólo renovó el 100% de las Lebacs que vencían ayer -el monto ascendía a unos 616.000 millones de pesos-, sino que recibió además ofertas por 5.000 millones de pesos más. Fue una señal de confianza de los mercados ante la estrategia del BCRA de fijar un techo de 25 pesos al dólar y tentarlos con una tasa del 40% para el plazo de los 30 días.

Del total de Lebacs renovadas, el 65% fueron colocadas a 35 días de plazo a una tasa del 40% anual. El resto de las Lebacs, a plazos de 2 a 5 meses, se colocaron a tasas del 39% anual promedio.

El mercado esperaba con mucha expectativa este vencimiento, pese a que el mercado secundario permite entrar y salir de estos activos que emite el Banco Central todos los días. De hecho, los inversores internacionales que desarmaron sus posiciones entre el 20 y el 24 de abril fueron los que gatillaron la crisis cambiaria.

Por aquellos días, fondos extranjeros vendieron Lebacs para hacerse de dólares y cerrar su apuesta al peso argentino. Eso llevó a que el Banco Central debiera vender miles de millones de las reservas para contener el tipo de cambio.

Luego, como esa estrategia lo estaba llevando a vender muchas reservas, eligió por subir la tasa de política monetaria, primero del 27% al 30% y luego al 33%. Como nada de eso alcanzó, puso la tasa en el 40%.

Con la demanda de dólares lanzada por la incertidumbre, este lunes el Central apostó a poner toda la carne al asador, ofreciendo 5.000 millones de dólares a $ 25. Por esa vía se le fueron entre el lunes y ayer 1.200 millones de dólares.

Pero el “precio techo” y la tasa del 40% parece que fueron suficientes para seducir a los tenedores de Lebacs. Es cierto que buen parte de esos papeles está en bancos locales y muy pocas en inversores individuales. El que se quiso ir de las Lebac ya se fue. Y el que se quedó está decidido a apostar a la tasa porque cree que ya no hay mucho camino ascendente para el tipo de cambio.

Este martes de altísma tensión financiera quedó atrás. Las Lebacs emitidas a 35 días vencen el 19 de junio. El Gobierno tiene algo más de un mes para bajar la tensión cambiaria que tuvo efectos colaterales muy nocivos tanto en el frente financiero, como económico y también político.

La baja del dólar

De esta forma, las ventas del Banco Central (BCRA) de más de 700 millones de dólares, sumadas a su intervención en los mercados de futuro, la liquidación de divisas por parte de exportadores y el anuncio de la emisión de un título, determinaron una caída del dólar en los segmentos mayorista y minorista de 94 y 84 centavos, respectivamente.

La cotización del dólar minorista cerró la jornada en 24,67 pesos frente a los 25,51 de su finalización de anteayer, en tanto que el mayorista culminó el día en 24,05 pesos contra 24,99 de su cierre del lunes.

En Santa Fe, el promedio de casas de cambio y bancos fue de $ 24,00 y $ 25,00, para compra y venta, respectivamente.

En el mercado de futuros, en el Rofex, bajó fuerte el correspondiente a mayo, de 25,55 pesos a 24,40, con una venta del Central de alrededor de 100 millones de dólares.

Estrategias

De esta manera, asegurándose una nueva ronda de confianzas de los inversores, el Gobierno nacional logró un freno a la suba del dólar. La entidad que preside Federico Sturzenegger también ofreció tasas por encima del 40% anual para dar atractivo a la renovación récord de Lebac, por 6.000 millones.

A esto se agregó nuevamente la oferta del Banco Central -similar a la de la víspera- de ofrecer 5.000 millones de dólares a 25 pesos por unidad, de los cuales utilizó los 800 millones indicados anteriormente.

De esta forma, en 24,05 pesos por unidad, la cotización del dólar mayorista retrocedió 3,76%, en una jornada en la que el volumen de negocios en el segmento de contado fue de 1.257 millones de dólares y en la que el Banco Central actuó tanto en el mercado de futuros como en el de contado.

Todos los movimientos de ayer indican que ha habido no sólo un freno a la salida de capitales del país sino que, por el contrario, hoy se habría producido un retorno de inversores externos, en particular a través de la colocación de fondos en ambas emisiones de Bote, dijeron fuentes del mercado.

“Aunque no podamos estar seguros todavía, la corrida contra el peso podría estar terminando y, en las próximas semanas, el Banco Central podría empezar a aflojar el nivel de tasas en la medida en que la confianza sea restaurada, aunque todavía es muy temprano para afirmarlo”, dijo un operador experimentado del mercado de cambios.

Bolsa positiva

El índice Merval subió 0,77 por ciento y cerró la rueda de ayer en 30.676,94 puntos, en una jornada en la que los inversores estuvieron pendientes de lo que pasaba con el dólar y la licitación de Lebac, a lo que se agregó un condimento adicional con la decisión del Palacio de Hacienda de licitar de manera sorpresiva Bonos del Tesoro en pesos, con el que obtuvieron financiamiento por más de 73.400 millones de pesos. Las acciones que más avanzaron hoy fueron Metrogas, con un incremento de 11,08 por ciento; seguido por Metrogas (8,76 por ciento), Grupo Financiero Valores (8,50 por ciento) y Comercial del Plata (6,83 por ciento).

Así, las recientes complicaciones del mercado argentino dificultarán a MSCI (Morgan Stanley Capital Investment por sus siglas en inglés) tomar la decisión de darle al país en junio la categoría de mercado emergente a la que aspira, dijo la firma estadounidense, según reportó Reuters.

Una consulta con inversores sobre si se eleva a la Argentina a mercado “emergente” desde su actual status de mercado “frontera” debe terminar en pocas semanas, antes de la revisión de clasificación anual de MSCI de junio, dijo Sebastien Lieblich, director gerente de MSCI.

“Las discusiones y la decisión serán difíciles de tomar, dados los últimos acontecimientos en Argentina”, dijo Lieblich a Reuters durante una conferencia en Londres, agregando que MSCI sigue atentamente la situación.

En 2009 MSCI relegó a las acciones de Argentina a su índice “frontera”, que sigue a bolsas de mercados más pequeños y menos desarrollados, como resultado de las restricciones de Buenos Aires a los ingresos.

El proceso para ascender o degradar a un mercado es bastante prolongado. Desde que comienza el período de consulta hasta que se anuncia la decisión transcurre un año, mientras que son necesarios otros 12 meses hasta que la incorporación al nuevo índice se hace efectiva.

Estos índices son usados como benchmarks en los mercados. El índice de emergentes, que es replicado por las carteras de fondos en todo el mundo generando flujos de inversión automáticos, actualmente está compuesto por 23 mercados y 830 acciones, con China, Corea del Sur, Taiwan e India a la cabeza. Argentina perdió esta categoría hace 9 años. El índice de fronterizos, sigue a 30 mercados y 127 papeles. De hecho, Argentina es junto con Kuwait uno de los integrantes centrales.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

DESTACADAS