Mundo — 28.02.2018 —

Cataluña: proclamarán a Carles Puigdemont como presidente legítimo

En una decisión histórica que tendrá consecuencias, el parlamento catalán proclamara al ex presidente destituido, Carles Puigdemont, presidente legítimo" de la comunidad autónoma. 

​​​​​​En una decisión histórica, es decir que tendrá consecuencias, el parlamento catalán, en su primera sesión, proclamará al ex presidente destituido, Carles Puigdemont, “presidente legítimo" de la comunidad autónoma. De las cuatro propuestas presentadas al debate, esta es la única que cuenta con mayoría absoluta, aunque hoy surgieron nuevos problemas sobre este tema clave.

La iniciativa fue registrada por Juntos por Cataluña, liderada por Puigdemont, y como segundo candidato Jordi Sánchez, máximo dirigente ahora en prisión, de la Asamblea Nacional Catalana, con una enorme capacidad de movilización y un patrimonio de 55 millones de euros que financian a los separatistas.

Pero el conflicto entre Esquerra y Puigdemont sigue “cerrando flecos” porque ambas partes se desconfían y algo más. Oriol Junqueras y sus seguidores quieren que los compromisos que dice aceptar el residente en Bruselas sean formalizados en un acuerdo blanco sobre negroy firmado por los responsables. La voz desde Bruselas ha emitido un contundente ¡No! Pero a Puigdemont le ha surgido un grave contratiempo. La firmeza a rajatabla de los anticapitalistas de la Unidad Popular (CUP) que le recuerdan hace días que “el proceso de sentar las bases y consolidar la República catalana no puede efectuarse desde el exterior sino en Cataluña para que el pueblo participe con sus opiniones y movilización”. A los separatistas en este momento les faltan dos diputados que están en Bruselas prófugos. Su alternativa es conseguirlos de la CUP que tienen otras exigencia a cambio de sus indispensables legisladores.

La declaración parlamentaria es fundamental para el objetivo de Puigdemont que ayer volvió a aclararlo. “Yo no tengo ninguna vocación de ser simbólico”, dijo ante la juventud flamenca independentista. “La solución es desplegar la República y gestionar el gobierno de Cataluña”. En una palabra, convertir a su mansión en Waterloo, vecina a Bruselas, en un poderoso centro políticoque reúna su legitimidad como titular de la Generalitat, construir la República, en cuyo nombre envió el pasado domingo dos ásperos mensajes al Rey y de hecho convertirse en su jefe de estado. También controlar con mano férrea el ejecutivo catalán para el que propone a Jordi Sanchez, en una celda en la madrileña prisión de Soto del Real, como candidato en la investidura.

Por ahora Puigdemont es el único candidato propuesto por Roger Torrent, de Esquerra, presidente del parlamento porque recibió el apoyo de la mayoría absoluta. Mariano Rajoy, la Fiscalía General y los tribunales Supremo y Constitucional, se oponen a consagrar un detenido en Madrid como Jordi Sánchez, para que dirija el ejecutivo catalán. Puigdemont prepara otro reemplazo: Jordi Turull, y Oriol Junqueras a Marta Rovira, secretaria general, ambos políticos inteligentes y de mucha experiencia, pero limitados por encontrarse en libertad bajo fianza.

Hasta ahora la intransigencia de Puigdemont le va dando resultados porque le permitió imponerse a Esquerra y Junqueras. Ese capital político lo defenderá desde las barricadas de la República y será el poder detrás del trono que controle la comunidad catalana.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

DESTACADAS