País — 30.11.2017 —

El submarino San Juan no aparece y los familiares van a la Justicia

Ocho familias de tripulantes pidieron ser incluidas como querellantes.

Por: santotoméaldía / Fuente: Clarín

Luis Tagliapietra vive los peores días de su vida. Desde el miércoles 15, día de la desaparición del submarino ARA San Juan en el que viajaba su hijo Alejandro junto a 43 compañeros,

Tagliapietra no puede “dormir ni comer bien”. Ya bajó dos kilos. Y ahora ni siquiera confía en lo que dicen las autoridades de la Armada que llevan adelante la búsqueda en el mar, sin resultados positivos hasta el momento.

Por eso hoy se tomó un avión a Caleta Olivia y, en su condición de abogado, le pidió en persona a la jueza federal Marta Yáñez que los incluya a él y a otras 7 familias de los tripulantes como querellantes en la causa que investiga el caso.

Su idea, en principio, es “salvaguardar las pruebas acerca del mantenimiento y las comunicaciones”, aunque también“desenmarañar una red de mentiras”.

“Hablamos en muy buenos términos. La doctora se puso a nuestra entera predisposición pero recién mañana, por un tema de una documentación que no llegué a traer, nos aceptará formalmente como querellantes. Por suerte estamos en la misma sintonía, tenemos las mismas dudas y las mismas ideas respecto al caso” le dijo Tagliapietra a Clarín a la salida del juzgado federal de Caleta Olivia, adonde estuvo reunido con la jueza durante una hora y media. El letrado había llegado hasta allí en un remís que tomó al aterrizar en el aeropuerto de Comodoro Rivadavia, minutos después de las 13.

Vestido de traje y con buen semblante, aunque visiblemente cansado, el padre del teniente de corbeta Alejandro Tagliapietraexplicó que el resto de las familias de los tripulantes “apoyan totalmente” su iniciativa, aunque por el momento sólo son 8 (incluida la suya) las que decidieron ir por la vía judicial. Creen que podrían sumarse más con el correr de los días.

“Decidí presentarme como querellante por la desinformación que sufrimos los familiares de los tripulantes. Nos ocultaron cosas y nos mintieron. Y entendí que si no hay una intervención activa, difícilmente sabremos la verdad. No sólo queremos tener conocimiento de las actuaciones que se llevan a cabo, sino proveer pruebas y solicitarlas”, agregó Tagliapietra, con todo el dolor de un padre que no sabe dónde está su hijo: “Este escenario es lo peor que te puede pasar. A esta angustia se le suma el plus de la incertidumbre y algo de esperanza, a pesar de que todo indique lo contrario”.

Al ser consultado por los “ocultamientos y mentiras” de los que acusa a la Armada, el abogado resumió: “En principio sólo nos hablaron de un problema de comunicación con el submarino. No nos dijeron nada de la entrada de agua ni del incendio en las baterías. Después, cuando estos datos se fueron filtrando en los medios, empezaron a decir que en realidad no lo sabían. Y más tarde lo terminaron reconociendo. ¿Cuál era el problema de decir que hubo una avería? ¿Por qué lo quisieron esconder?”.

La jueza de la causa también habló a la salida de la reunión. Y aunque no quiso dar detalles de los temas que se trataron dentro del juzgado, sí adelantó que el ministro de Defensa, Oscar Aguad, todavía no relevó el secreto militar que ampara a la Armada ni respondió el interrogatorio que le envió el viernes pasado.

“Aún no recibí una respuesta formal y por escrito, y no he hablado con el ministro hasta el momento. La verdad es que por ahora sigue todo igual, porque la información está comprometida. Recién una vez que se releve el carácter de confidencialidad de la Armada vamos a poder sumar pruebas sustanciales. Es la cartera de Defensa la que lo tiene que hacer”, explicó Yáñez, reiterando un pedido que ya había hecho el martes, en diálogo con Clarín.

Apurada, con lentes oscuros, la magistrada evitó dar precisiones sobre el desarrollo de su investigación al retirarse en auto de su juzgado, después de aceptar que le tomaran fotos. Igual, queda claro que el hecho de que la Armada se escude en una ley para evitar darle información impide que la pesquisa avance con la velocidad que le gustaría: “En principio voy a reconstruir las tareas previas a la zarpada del submarino y su derrotero. Es una causa compleja. Estamos hablando de una fuerza nacional que tiene a su cargo la seguridad nacional y la defensa. Está todo por verse”.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

DESTACADAS