Mundo — 13.11.2017 —

Venezuela convoca a una reunión de acreedores por su deuda externa

Será desde este lunes en Caracas.

Por: santotoméaldía / Fuente: Clarín

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció hoy que su Gobierno asumirá desde mañana una nueva estrategia "acordada" con los acreedores para renegociar el pago de su deuda externa. Será en una reunión prevista con los tenedores de títulos de la deuda desde la semana pasada. La idea es alejar cualquier peligro de default.

Al hablar en su programa de TV, el presidente chavista dijo que fueron invitados unos 414 tenedores de bonos del Estado y de la estatal petrolera PDVSA a una reunión que se realizará mañana en Caracas.

"Mañana arranca esta jornada de renegociación y refinanciamiento y nuestro país va fijando posiciones, así como ya han ratificado la participación directa del 91% de los acreedores, busquemos fórmulas que beneficien a las partes y le garanticen a Venezuela sus derechos humanos", resaltó.

Indicó que a la reunión asistirán tenedores de la deuda externa de la banca norteamericana, italiana, europea, británica y venezolana. "Con todos nos vamos a sentar. Mañana se establece el primer tramo de renegociación y refinanciamiento", acotó Maduro, quien recordó que Venezuela desde 2014 ha honrado sus compromisos de pago de la deuda externa estimada en cerca de 150.0000 millones de dólares

El presidente informó que un 91 por ciento de los tenedores de bonos de la deuda venezolana aceptaron acudir a la cita, que señaló tiene como objetivo buscar "fórmulas que beneficien a las partes y garanticen a Venezuela sus derechos humanos".

"Con todos ellos nos vamos a sentar mañana, en el primer tramo del refinanciamiento y renegociación", dijo y rechazó versiones de que Venezuela ha caído en el impago de sus compromisos externos.

Maduro señaló que en los últimos 36 meses su Gobierno pagó "sin retardo"73.539 millones de dólares en compromisos,lo que, afirmó, merecería un premio de la banca financiera internacional, pero en su lugar lo que hizo fue "disparar" los índices del riesgo país.

Agregó que mientras su Gobierno pagó esa cantidad, el país dejó de percibir unos 100.000 millones de dólares por la caída de los ingresos petroleros.

El gobernante atribuyó esta situación a las sanciones del anterior presidente estadounidense Barack Obama, a lapersecución finciera del actual Gobierno del presidente estadounidense Donald Trump y al líder de la Asamblea Nacional (Congreso), el opositor Julio Borges, por supuestamente solicitar sanciones contra Venezuela.

Maduro dijo que entre los tenedores de bonos de la deuda de la república y de títulos de la petrolera estatal PDVSA hay inversionistas estadounidenses y europeos.

Agregó que con el refinanciamiento el Gobierno cambia su estrategia de pagar la deuda a cualquier costo."No vamos a seguir en esta estrategia (de pagar ante todo) porque la prioridad es la alimentación, la salud, el desarrollo de Venezuela. Todo esto coincidió con la baja más abrupta y más larga del ingreso petrolero", aseveró.

En la reunión del lunes, el Gobierno venezolano expondrá a los poseedores de bonos su propuesta para renegociar mejores condiciones para los futuros pagos. El monto a refinanciar por la deuda convertida en papeles de la república y de PDVSA es de más de 90.000 millones de dólares, alrededor de la mitad del total de la deuda externa.

Maduro anunció a comienzos de mes que someterá la deuda convertida en títulos financieros a un refinanciamiento, al admitir dificultades para seguir pagando tanto el capital como los intereses que genera.

Hasta ahora, el Gobierno había pagado puntualmente las obligaciones, pero la caída de los ingresos petroleros y las dificultades de la economía obligaron a buscan otros condiciones de pago, con plazos más largos, cuando Maduro planea buscar una reelección en los comicios presidenciales de 2018.

Analistas dijeron que será difícil para el Gobierno lograr un refinanciamiento por la falta de políticas económicas creíbles, la negativa del Gobierno a difundir cifras del desempeño de la economía e incluso por colocar al frente de la comisión negociadora al vicepresidente Tareck El Aissami, sancionado por Estados Unidos.

En el grupo de Gobierno están también el ministro de Economía y Finanzas Simón Zerpa, otro sancionado por Estados Unidos; el ministro de Planificación, Ricardo Menéndez, el ministro de Petróleo, Eulogio del Pino, y el presidente de PDVSA, Nelson Martínez.

Sin embargo, el Departamento del Tesoro dijo el viernes que estaría dispuesto a autorizar a ciudadanos de EE.UU. a negociar con Caracas si el gobierno chavista reconoce la legalidad del Parlamento, en manos de la oposición.

Los inversores afirman que sólo negociarán con Venezuela si la renegociación es refrendada por el Congreso, como marca la Constitución. El tema es una cuña en la batalla política entre el chavismo y la oposición.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

DESTACADAS