Deportes — 07.11.2018 —

A 48 años del "escopetazo" que llevó a Monzón a la gloria

Fue el 7 de noviembre de 1970 en el Palazzo Dello Sport de Roma. Monzón derrotaba a Nino Benvenuti y se consagraba campeón del mundo de los medianos.

Por: santotoméaldía /

Hace 48 años en una actuación inolvidable el pugilista Carlos Monzón, campeón argentino y sudamericano y número uno del escalafón de la categoría Mediano al aplicar un derechazo en el rostro de Giovanni Benvenutti derribó por toda la cuenta al monarca y conmovió al país, adjudicándose el cetro universal de esa división.

El acontecimiento tuvo lugar el sábado 7 de noviembre de 1970, en el asalto número 12 en el “Palazo dello Sport” de la capital italiana, entró en las estadísticas como el fin de un reinado legendario. Este Nino que enfrentó al santafesino no pudo descifrar un enigma que lo había perturbado, la derecha de Monzón impuso respeto desde su llegada a la Ciudad Eterna cuando lo vieron trabajar en el gimnasio y conocieron su palmarés.

Para la prensa mundial el escenario, construido en las afueras de Roma, era una obra de arte en pequeñas dimensiones, donde se dieron cita cerca de 20 mil personas, recaudándose 100 millones de liras por entradas y 40 millones más por derechos de televisión.

El natural de San Javier, astuto, hábil, bien dirigido y entrenado magníficamente por el Maestro Amilcar Oreste Brusa, apoyó su acción durante toda la pelea con la mano izquierda que causó estragos en el campeón y que le impidió poder usar la inteligencia, su mayor atributo.

En la última vuelta, la duodécima de un combate pactado a 15, fue un avasallamiento total por parte del retador, entero y cada vez más lúcido, dueño absoluto del cuadrilátero y de la situación, llegando a jugar y a correr por todo el ring al boxeador italiano.

A los dos minutos exactos llegó la hora esperada; una zurda arriba y una derecha cruzada, hicieron retroceder a Benvenuti, un uno-dos perfecto lanzado por Monzón con absoluta seguridad y destino exacto. Nino se fue contra el encordado, después de cruzar el cuadrilátero caminando hacia atrás y para evitar otra zurda del santafesino, se agachó, girando hacia la derecha, Monzón que ya había “olfateado” esa única salida del boxeador local, cercado por las cuerdas, envió con todo su famosa derecha que llegó justa, neta, exacta al costado de la boca de su antagonista, que cayó fulminado.

El púgil sudamericano se dirigió al rincón neutral casi sin mirar su notable obra, el juez francés Drust se apresuró a contar, Nino quedó de rodillas, con la mandíbula apoyada en el tapiz. El italiano intentó reaccionar cuando la cuenta llegaba al fin y se volvió a caer; el out llegó implacable; podían haberle seguido contando un rato más.

Una persona ingresó al ring intentando perturbar el difícil momento del local, pero hasta eso era demasiado tarde. Nino había caído vencido sin atenuantes, fulminado por el certero golpe del retador, tardando un rato en reaccionar; pero más tardó el público que impactado por la definición espectacular no lo podía creer.

“Escopeta” Monzón fue al centro del ring y el árbitro germano le levantó la mano decretándolo ganador por K.O. en el 12º asalto, erigiéndose como el primer boxeador natural de la provincia de Santa Fe campeón mundial, ante la alegría indescriptible de los 200 argentinos que estaban en el “Palazzo dello Sport” celebraban la notable victoria del púpilo de Brusa.

Cabe señalar que allí, en Roma, donde Benvenutti era el patrón y nunca había perdido en su tierra natal, Monzón escribió la conquista más brillante de toda la historia del boxeo argentino. Fue un nocaut notable, buscado sin desesperación y como epílogo un certero golpe de la mano que había hecho hablar a toda Italia desde su llegada a la Ciudad Eterna.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

DESTACADAS